Inicio > Derechos Humanos > La tolerancia y los derechos humanos

La tolerancia y los derechos humanos

Por Antonio Maza, Vicerrectoría de Formación Integral
Hay quienes afirman que la tolerancia llevada a sus últimas consecuencias se traduce fácilmente en la pérdida de derechos humanos citando ejemplos como el aborto, la adopción por parte de parejas homosexuales, etc. Sin embargo yo considero que la tolerancia es más bien una garantía o incluso un requisito para el libre ejercicio de los derechos.
Hay países que valoran de manera particular la tolerancia como un aspecto fundamental de la convivencia pacífica y como expresión de la igualdad entre los ciudadanos que conforman una nación. La tolerancia se reconoce ante todo como respeto ante diversos puntos de vista, preferencias o incluso ante diferencias de razas, lenguas y culturas. En la historia de México existe un precedente importante en la famosa y pocas veces valorada frase: “el respeto al derecho ajeno es la paz”.
Otras culturas, particularmente la cultura angloamericana, han entendido tradicionalmente la tolerancia como igualdad ante la ley, el derecho de todos al respeto de sus ideas y religión dentro del marco de la ley. De forma que la tolerancia en este contexto no es entendida como una herramienta del relativismo moral que permite cualquier tipo de conducta sino como una garantía que permite el libre ejercicio de los derechos de la persona.
La igualdad frente a la ley y por tanto, desde esta perspectiva, el respeto a la ley son necesarios para la existencia de una sociedad verdaderamente tolerante.
Sin embargo, existen también ideologías relativizantes que buscan usar el término tolerancia como medio para avanzar el relativismo moral en las sociedades. Una frase típicamente americana que recoge claramente esta postura es “no quiero imponer mi punto de vista”, considerando todas las opiniones y puntos de vista como iguales desde un punto de vista moral.
Por otra parte, hay sociedades como la nuestra donde el más fuerte impone su punto de vista sea en la vida política como en la impartición de justicia y hasta en el manejo de automóvil.
El reto actual, considerando estas premisas, es lograr ser tolerantes en el respeto a la ley construyendo así una sociedad donde se puede dar el respeto mutuo, necesario para el libre ejercicio de los derechos individuales.
About these ads
Categorías:Derechos Humanos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: