Archive

Archive for the ‘Microfinanzas’ Category

¿Ahorras o inviertes?

Por Raquel Rivas Rodríguez, Académica de la Escuela de Comunicación

Según el Sondeo sobre educación financiera y universitarios 2013, el 17% de los jóvenes encuestados no ahorra nada. La misma Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), afirma que el 40% de los mexicanos tampoco apartan su dinero para inversiones futuras o un posible imprevisto.

 

Pero, ¿por qué es tan importante ahorrar desde jóvenes? Las estadísticas revelan que los mexicanos ahorramos muy poco, de forma irregular y a corto plazo. Si no cambiamos este hábito estamos abocados a reducir nuestra calidad y nivel de vida, ya que no tendremos la capacidad suficiente de construir nuestro propio patrimonio.

 

Ahora bien, si eres de ese 83% de jóvenes que sí ahorra, es momento de que des un paso más. En México hay formas muy comunes -e informales- de ahorro: la alcancía, el guardadito bajo el colchón y las tandas, son algunos ejemplos.  Todas ellas te van a ayudar en un primer momento y de forma muy básica. Por ello, es muy importante que comiences a invertir -de forma correcta- tus ahorros. ¿Qué significa esto? Que puedes utilizar ese monto que te sobra de forma mensual  o quincenal, y canalizarlo en actividades que ayuden a incrementar en un plazo determinado tu patrimonio.

 

Para invertir bien lo primero que tienes que hacer es saber para qué utilizarás ese dinero -un coche, una casa, comenzar un negocio, un viaje por Europa, pagar la Maestría… – y cuál es el plazo que te das para obtener el monto que necesitas. Una vez definidos esos dos puntos, determina cuál es la cantidad que podrás ahorrar de forma mensual o quincenal. No olvides que ahorrar e invertir son actividades que requieren previsión, planificación, responsabilidad y constancia.

 

La Condusef es consciente de la importancia de conocer cómo debemos invertir, y por ello ha redactado una serie de puntos a considerar antes de contratar cualquier instrumento de inversión:

 

  •  La cantidad inicial que tienes para comenzar el plan de ahorro
  • El importe que podrás ahorrar de forma periódica
  • El objetivo que se persigue
  • La frecuencia con que requieres tu dinero o tus intereses
  • El horizonte de inversión
  • Tu disposición a correr riesgos
  • Conocer las diferentes opciones que ofrece el mercado
  • El cobro de comisiones que aplican las instituciones
  • Régimen fiscal aplicable a tu plan de ahorro
  • Rendimiento conocido (últimos 12 meses)
  • Tasa de inflación conocida (últimos 12 meses)

 

Si ya sabes cómo invertir, es hora de hablar a cerca de dónde hacerlo. Existen unos instrumentos llamados fondos de inversión. Estas herramientas financieras son las más accesibles para los pequeños y medianos inversionistas, ya que permiten ganar dinero -de una forma relativamente segura- a través de instrumentos bursátiles.

 

El modus operandi es muy sencillo, y existen fondos accesibles que aceptan ingresos desde los 1,000 pesos. Ahora que ya conoces todos los pasos para rentabilizar tu dinero y que sabes que no necesitas una gran cantidad; no tienes excusas para incrementar tu patrimonio. Y tú, ¿ahorras o inviertes?

Concepto de la pobreza en México: Unidimensional vs. Multidimensional

Por Profa. Silvia Pérez, investigadora del Centro de Microfinanzas de la Universidad Anáhuac México Sur

La medición de la pobreza en nuestro país ha sido desarrollada (por tradición y en su mayoría), desde una perspectiva unidimensional, en la cual se utiliza al ingreso como una aproximación del bienestar económico de la población. En ella se suele definir un umbral o línea de pobreza (que representa el ingreso mínimo necesario para adquirir una canasta de bienes considerados indispensables) y se compara con el ingreso de los hogares para identificar a la población que carece de las condiciones necesarias para satisfacer sus necesidades, siempre y cuando se puedan adquirir a través de los mercados de bienes y servicios.

En el caso del enfoque de bienestar, el objetivo primordial radica en la identificación de las dimensiones y condiciones que limitan la libertad de las personas para desarrollarse de forma plena. Bajo este enfoque, se supone que cada persona, a partir de sus circunstancias y preferencias, desarrolla el conjunto de capacidades que definen el abanico de opciones de vida que puede elegir; si estas alternativas no le permiten tener condiciones de vida aceptables dentro de su sociedad, se considera que el individuo es pobre.

La pobreza es una experiencia específica, local y circunstancial (ONU, 2004) o, como lo señala el estudio sobre las voces de los pobres: “La pobreza se sufre a nivel local, en un marco específico, en un lugar determinado y en una interacción concreta…” (Nayaran et al., 2000: 230).

La definición oficial de pobreza que ha adoptado el Estado Mexicano analiza la situación social de la población a partir de tres espacios: el bienestar económico, los derechos sociales y el contexto territorial.

Si bien la presencia de carencias asociadas en cada uno de los espacios impone una serie de limitaciones específicas que atentan contra la libertad y la dignidad de las personas, la presencia simultánea de carencias en los dos espacios agrava de forma contundente sus condiciones de vida, lo que da origen a la siguiente definición de pobreza multidimensional:

“Una persona se encuentra en situación de pobreza multidimensional cuando no tiene garantizado el ejercicio de, al menos, uno de sus derechos para el desarrollo social y si sus ingresos son insuficientes para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades”.

La asociada al espacio del bienestar económico, la cual se mide operativamente por el indicador de ingreso corriente per cápita. Las relacionadas con los derechos sociales, es decir, educación, salud, seguridad social, alimentación, vivienda y sus servicios, las cuales se miden por medio de los seis indicadores de carencia social. La medición multidimensional de la pobreza adoptada por el CONEVAL concibe a la pobreza a partir de los tres grandes espacios antes mencionados.

México es el primer país cuyo marco normativo crea las disposiciones legales para adoptar una medición de la pobreza que reconoce el carácter multidimensional de esta problemática social; la LGDS, al conferir al CONEVAL las atribuciones de evaluar la Política Nacional de Desarrollo Social (PNDS) y establecer los lineamientos y criterios correspondientes, origina una sinergia fundamental que posiciona a la medición de la pobreza como una herramienta esencial para la evaluación integral de la PNDS.

Lo anterior hace posible vincular el concepto de pobreza con la creación de mecanismos de integración y cooperación social, así como con la búsqueda de un desarrollo sustentable y respetuoso del medioambiente.

REFERENCIAS:
Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL)
http://www.inegi.org.mx/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/integracion/especiales/revistinter/Revista%20Digital%202/Doctos/RDE_02_Art3.pdf
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI)
Ley General de Desarrollo Social (LGDS)
Política Nacional de Desarrollo Social (PNDS)

Categorías:Microfinanzas

XI Encuentro Nacional de Microfinanzas

Por la Profa. Ma. Elena Pérez Muñoz, Investigadora del Centro de Microfinanzas de la UAMS
El pasado 8 y 9 de octubre se celebró el XI Encuentro Nacional de Microfinanzas, evento que fue convocado y organizado por la Secretaria de Economía a través del Pronafin.
Las microfinanzas en México han cobrado relevancia en los últimos 12 años, en los cuales el Gobierno Federal ha reconocido la importancia de este sector en la economía nacional, razón por la cual entre las acciones más relevantes que ha tomado se pueden citar: 

a)   El reconocimiento de la Banca Popular como integrante del Sistema Financiero
b)   En el marco legal, la aprobación de leyes específicas para procurar el ordenamiento y crecimiento de la Banca Popular
c)   La asignación de partidas presupuestales a través de: Bansefi y Pronafin orientadas a apoyar al sector a través de programas de capacitación, asistencia técnica, fortalecimiento del capital (líneas de crédito), apoyo a infraestructura etc.
d)   Apoyos para la creación y operación de dispersores de crédito a través de programas a cargo de: FIRA y la FINANCIERA RURAL
e)   Apoyos para la operación de líneas de crédito a través de Nacional Fianciera
f)    Creación de esquemas de supervisión a cargo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y de la Condusef, que contribuyen a la transparencia y certidumbre en el sector

En el marco del XI Encuentro Nacional se realizó un recuento de los logros y se analizaron y expusieron ante las autoridades aquellos aspectos coyunturales en los que se requieren apoyos para continuar avanzando en la construcción y consolidación de la Banca Popular.

Los temas relevantes del encuentro se orientaron a:
·        Sobreendeudamiento
·        Mejores prácticas de gestión
·        Talento Humano
·        Las Sofomes y su marco regulatorio
·        Retos de las Políticas Públicas para la Inclusión Financiera

Es innegable el impacto económico y social que la Banca Popular-Microfinanzas ha tenido en nuestro país en los últimos 12 años, solo por citar uno de ellos, en lo que se refiere a la generación de empleos, las grandes empresas no han contribuido en ello, sin embargo las microempresas (apoyadas por la Banca Popular) han generado empleos y han contribuido a la reactivación de la economía.

No podríamos decir que las microfinanzas son la solución absoluta a los problemas de reactivación económica y empleo que padece nuestro país, pero si podemos afirmar no solo por la experiencia de México sino también por la de aquellos otros países en los que se ha apoyado al sector microfinanciero que son una opción real y viable para atenuar los efectos negativos.
Al haber consenso sobre la contribución de la Banca Popular-Microfinanzas y la necesidad de impulsar su consolidación y crecimiento, como parte concluyente del evento, se refrendo el compromiso tanto de las autoridades como de los integrantes del sector para seguir en un ejercicio de cooperación integral que permita seguir avanzando con paso firme en la construcción del sector.
Categorías:Microfinanzas

Políticas públicas en microfinanzas

Por José Carlos González Núñez, profesor e investigador de la Facultad de Economía y Negocios

En la actualidad la Política Pública tiene como propósito fomentar el buen funcionamiento de los mercados, proveer de bienes públicos así como resolver la equidad en la distribución. En el caso particular del mercado financiero orientado a la población de ingresos bajos, se justifica la intervención del Estado al existir diversas fallas de mercado, como es la falta de competencia, información imperfecta que origina costos de transacción que limita la participación de los pequeños empresarios lo que contribuye a que no se proporcione la cantidad suficiente de servicios financieros, en especial el crédito, dando origen a lo que se denomina mercado incompleto.

En tal sentido, la intervención del Estado es necesaria para el fortalecimiento de las instituciones de finanzas populares, las cuales se dedican principalmente a brindar servicios financieros a la población que no tienen acceso a la banca comercial tradicional, contribuyendo al desarrollo de un Sistema Financiero más incluyente; con lo cual se fomenta un mayor crecimiento económico.
 
La principal intervención de la política pública en el sector de las finanzas populares debe tener como objetivo realizar acciones para generar un entorno competitivo que permita, entre otros aspectos:
 
►Diversificar la oferta en número de instituciones y calidad de productos; con la finalidad de llegar a un mayor número de microempresarios y con mejores servicios y productos, lo que permitirá reducir la tasa de interés como consecuencia de la competitividad, como viene ocurriendo en otros países;
 
►Garantizar que las instituciones que operan en el mercado tengan parámetros de supervisión que garanticen el buen uso del dinero captado del público;
 
►Generar un sistema que permita brindar información, para que las instituciones puedan planificar su crecimiento y competir entre ellas; así como el cliente pueda decidir donde acudir para recibir un mejor servicio;
 
►Contar con sistemas de garantía adecuados para riesgos no planificados.
 
►Establecer estándares que propicien la transparencia y que promuevan que la mayoría de las organizaciones no gubernamentales, participen dentro de un sistema de regulación.
 
Todas las acciones anteriores, permiten generar instituciones competitivas, que se definen como aquellas que son capaces de mantener en forma sistemática, valor agregado y en general ventajas que les permite alcanzar, sostener y mejorar una determinada posición en el entorno socioeconómico.
 
Evaluando la Política Pública
 
En los últimos años, el gobierno ha implementado una política pública, que ha permitido, el desarrollo de una base institucional para el otorgamiento de servicios financieros a un sector de la población que se estima en alrededor del 65%, que constituye la denominada base de la pirámide, que tradicionalmente no tenía acceso a dichos servicios, en especial el crédito, al no contar con las garantías reales necesarias, información sobre sus ingresos o de un historial crediticio, entre otros.
 
Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados y del establecimiento de un marco de regulación que ha permitido una expansión de instituciones, nos encontramos con una serie de retos, como se aprecia en los datos del Tercer Reporte de inclusión financiera de la Comisión Nacional de Bancaria y Valores (2011), en la que se muestra que el índice de ahorro financiero y el crédito al sector privado como porcentaje del PIB; México aún se encuentra en niveles por debajo de países con similar desarrollo. Esto se agrava aún más en municipios de menor desarrollo. Conforme al mencionado reporte, la poca penetración del crédito en la economía que ha mostrado México se debe a la baja intermediación, medida como la razón del crédito bancario al sector privado entre los depósitos bancarios.
 

Por tanto, es importante dado el tiempo transcurrido, que se proceda a evaluar los resultados del la Política Pública en México para el desarrollo de las finanzas populares. En la actualidad es un imperativo, con la finalidad de conocer y mejorar los factores que limitan una mayor inclusión financiera.

Categorías:Microfinanzas

La Universidad presenta libro

Microfinanzas en América Latina

Autores:Jose Carlos González (Coordinador), Carlos Barber Kuri, Adrián Frank y Raúl Moreno Fabre.

Presentado en el marco de la Feria Internacional del libro del Palacio de Minería, en este libro se analizan experiencias y mejores prácticas en torno a las microfinanzas en América Latina y en México. Se trata del primer título de la Biblioteca Anáhuac Business School, que coeditan la Universidad Anáhuac Sur y LID Editorial.

El texto invita a ver en las microfinanzas una opción viable y práctica de desarrollo, ajena a los discursos vacios y a la violencia, para afrontar el grave problema de la pobreza en la región. Desde la defensa de la dignidad de la persona humana, se plantea el fenómeno de una industria pujante, fundamentada en las mejores prácticas de microempresarios exitosos.

Microfinanzas en América Latina fue impulsado por el Consorcio Latinoamericano para Capacitación en Microfinanciamiento, COLCAMI, centro de nuestra Universidad que nació en 1988 por iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo. Hoy día es reconocida como institución de investigación y desarrollo por el CONACYT; tiene representantes en casi todos los países del continente; ha publicado 6 libros y suma más de 10,000 instituciones capacitadas entre cursos, seminarios y asistencia técnica especializada.

*Si quieres adquirir este libro puedes hacerlo en:

 http://www.lideditorial.com/ficha_libro.php?id=LI389

Categorías:Microfinanzas

Microfinanzas para mujeres

Por: Mtro. José Antonio Bohon Devars, Titular de la Facultad de Negocios

Texto publicado en El Empresario, el 9 de mayo de 2011.

Las micro, pequeña y mediana empresas (MIPYMES) representaban ya en el 2009 el 99.8% del total de empresas constituidas y emplean a más del 78.5% de la población  económicamente activa.  Por esta razón la Secretaría de Economía proporciona apoyos económicos a las MIPYMES por medio del Programa Nacional de Financiamiento a Microempresarios (PRONAFIM) que tiene como objetivo incentivar el autoempleo y de esta manera lograr que los microempresarios ingresen a la cadena productiva del país. Estos créditos no son asignados directamente por el gobierno, sino que éste se da a través de Micro financieras.

Las Micro financieras ofrecen sus productos y servicios principalmente a mujeres como lo reporta el Benchmarking de las Microfinanzas en México 2009, elaborado por ProDesarrollo.  En ese documento se indica que, de las 86 organizaciones de Microfinanzas que agrupan, llegando a 32,000 personas, el 85% de los clientes son mujeres.  De hecho, Banco Compartamos, una microfinanciera que evolucionó a Banco, continúa atendiendo a su mismo segmento y el 98%, de sus más de un millón de clientes, son mujeres.

Según la información IESE Business School Universidad de Navarra, las mujeres son las beneficiarias de los créditos debido a las siguientes razones:

  • Las mujeres administran mejor los recursos por su condición de amas de casa y madres de familia.
  • Existe una mayor probabilidad de que el dinero sea empleado para el bienestar de su familia.
  • Pueden desarrollar mejor sus capacidades, logrando un mayor poder y oportunidades para conseguir la equidad en el hogar, el trabajo y su comunidad.

Las mujeres buscan el crédito con el fin de iniciar un negocio, ampliarlo, o tener capital de trabajo.  Generalmente el crédito que piden es asignado para lo que se pide, son contadas las ocasiones que de utiliza para un fin distintos (fiesta, bautizos, entierros, etcétera).

Otro apoyo que brinda la Secretaría de Economía es el Fondo Nacional de Apoyos para Empresas en Solidaridad (FONAES).  Tiene como objetivo generar la ocupación de la población emprendedora de bajos ingresos, para lo cual apoya la apertura o remodelación de negocios, promueve habilidades y capacidades empresariales y comerciales, y fomenta la consolidación de la banca social.  El 57.5% de las 6,415 MIPIMES sociales que son apoyadas, están formadas por mujeres durante el 2010.Durante este 2011, se reporta al 3 de abril que se han recibido 11,200 solicitudes de apoyo de proyectos de mujeres. De hecho FONAES es una de las principales entidades del Gobierno Federal promotoras de la Equidad de Género y de la inclusión de las mujeres al sector productivo.

Categorías:Microfinanzas

COLCAMI, impulsando la industria de las microfinanzas en Latinoamérica

Mtro. Jose Rodrigo Pozón, Director de Comunicación Institucional. Junio de 2010.

 

La industria de las Microfinanzas o finanzas populares, conformada por las instituciones que ofertan servicios financieros a la micro y pequeña empresa, ha ido creciendo de forma notable en los últimos años con resultados muy positivos, surgiendo así la necesidad de fortalecer al sector.
Consciente de ello, en 1988 el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzó una iniciativa para crear un centro de capacitación especializado en Latinoamérica en el tema de Microfinanzas. A esta invitación acudieron diversos centros e instituciones. Después de una fuerte competencia, fue La Universidad Anáhuac del Sur la ganadora, surgiendo así COLCAMI, Consorcio Latinoamericano para Capacitación en Microfinanciamiento. Se trata de un foro para la investigación, la generación de conocimiento y la formación impulsado desde la Facultad de Negocios de la Universidad Anáhuac México Sur e integrado también por el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Compartamos en México, la FENACOAC de Guatemala y Bandesarrollo Microempresa de Chile.
Reconocida como institución de investigación y desarrollo por El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, CONACYT, en el padrón de instituciones científicas de México, COLCAMI, desde su creación, ha ido consolidándose gracias a la visión, rigurosidad y excelencia que han marcado sus acciones, al punto de, en la actualidad, ser un claro punto de referencia en el ámbito de las microfinanzas en Latinoamérica.
 Acciones concretas
Entre las actividades que realiza COLCAMI para cumplir sus objetivos están la capacitación, mediante la impartición constante de talleres, cursos y diplomados; asesoría; diagnostico; elaboración de planes de negocio y de programas de fortalecimiento institucional; desarrollo e implementación de productos de microcrédito; difusión de mejores prácticas; y gestión de un sistema de información para entidades de ahorro y crédito, entre otras, además de la investigación y generación de conocimiento constantes.  
Proyección internacional
Aunque se trata de un proyecto de origen mexicano, COLCAMI, por su misma esencia, tiene una clara proyección internacional. Por ello, a lo largo de los años se han realizado diversos convenios con instituciones de Centroamérica, Sudamérica y El Caribe, creando la figura de Conductores Locales o Representantes Locales de COLCAMI. Esta figura ha permitido acercar los productos y servicios de fortalecimiento que ha ido desarrollando a todos los países de América Latina. En la actualidad se cuentan con representantes en: Guatemala, República Dominicana, Honduras, El Salvador, Brasil, Venezuela, Chile, Argentina, Perú, Ecuador, Panamá, Costa Rica y Nicaragua.
Todo lo mencionado refleja sin lugar a dudas que el papel que juega COLCAMI es de una enorme trascendencia para el desarrollo económico de Latinoamérica. Conscientes de ello, existe un firme compromiso por seguir creciendo, traspasando fronteras y mejorando siempre los servicios ofertados en una búsqueda permanente de la excelencia.
Más información:
www.colcami.org.mx
colcami.uams@anahuac.mx
Tel: 5628 8800. Ext. 242, 255 y 210.
 
Categorías:Microfinanzas