Inicio > Uncategorized > El juego de la percepción

El juego de la percepción

por Bernardo Cuevas, alumno de la Escuela de Comunicación

Empecemos con un ejemplo; estás de vacaciones con tu familia en el bosque, no tienes señal, no hay nada que hacer, no hay nada cerca y te aburres, te pones a tomar fotos de todo lo que ves: árboles, animales, montañas a lo lejos, tal vez alguna que otra selfie con tus hermanos o con tus papás… De pronto las vacaciones terminan y regresas a casa.

Cuando llegas, lo primero que haces es subir las fotografías de tus vacaciones y nunca falta el amigo que comenta “qué bonito lugar, se ve increíble” a lo que tú respondes “es un gran lugar, hay tantas cosas por hacer y ver… Deberíamos ir algún día”.

¿Qué paso aquí? Te aburriste en el bosque, pero la percepción que tus amigos tienen de tu viaje es que te la pasaste muy bien.

Aunque suene extraño, esto es más común de lo que pensamos. Mucha gente tiende a manipular la información a su antojo. A veces sólo se trata de cosas insignificantes, exageran una cita, por ejemplo, y le hacen creer a la gente que fue la mejor cita del mundo. En estos casos no hay problema, todos tendemos a exagerar las cosas que nos molestan o entusiasman, el problema se da cuando se manipula la información que sí puede llegar a afectar a alguien o a algo.

¿Cuál es la necesidad de modular la información? Si nuestras vacaciones fueron aburridas ¿cuál es el problema con eso? Si nuestra cita no fue tan increíble ¿por qué no decirlo como es? ¿Por qué tendemos a cambiar las cosas, a decir verdades a medias y a exagerar?

Me pregunto si en la década de los años 50 o 60, la gente hacía lo mismo. La verdad es que no podemos afirmarlo o negarlo del todo, seguramente había gente que lo hacía, pero no a semejantes niveles. Hoy en día con internet es tan fácil manipular la información que cualquiera puede hacerlo, es más, Wikipedia, la página favorita de los estudiantes no es más que la manipulación descontrolada de la información, me refiero a que cualquier fulano puede entrar a Wikipedia y decir que Chuck Norris es el mesías, claro que la gente sabe que eso no es cierto, pero ¿qué tal si alguien cambia los años de algún acontecimiento? ¿Qué pasa si agrega o quita muertos de algún accidente? o si se inventa un altercado que no existo o tal vez no de la manera en que lo cuenta; en ese caso tal vez sí exista gente que se lo crea y lo asuma como cierto.

Otro ejemplo es Facebook, hay quien dice que nadie es tan guapo e inteligente como su perfil lo asegura y es cierto, Facebook es una plataforma a la que subimos lo que queremos que la gente sepa de nosotros. En Facebook todos somos intelectuales, simpáticos, extrovertidos, guapos, agradables etc. ¿Por qué jamás subimos las cosas vergonzosas o las cosas que no nos gustan de nosotros o de los demás? se supone que Facebook es una herramienta para compartir tu vida ¿cierto? entonces ¿por qué sólo compartimos una parte de nuestra vida? ¿A qué le tenemos miedo?

Existe un experimento muy interesante que realizó una mujer hace algunos años. Hizo creer a toda su familia que estaba de viaje en Asia, mediante fotos en Facebook, estados en WhatsApp y tweets. Durante varios meses esta mujer publicó cualquier tipo de cosas relacionadas con su viaje y mientras su familia pensaba que estaba en Asia, en realidad estaba en la misma ciudad a unas cuadras de distancia.

Esto sólo nos demuestra que es muy fácil hacerle creer a la gente lo que queremos que piense.

Hay estudios que afirman que se debe a una cuestión psicológica, ayuda la autoestima, nos hace sentir acompañados etc. en ocasiones manipulamos información para sentirnos mejor con nosotros y aparentar ser quienes no somos.

Dentro de las redes sociales la manipulación también puede ser peligrosa, es decir, hoy más que antes, internet se ha vuelto peligroso y no sólo por el cyber bulling, sino también por los secuestros y fraudes. No sólo se manipula la información para quedar bien, sino también para beneficio personal.

Hasta ahora sólo he hablado de casos personales, pero que hay de la manipulación de masas. ¿Qué pasa cuando se manipula dicha información con fines económicos, políticos, etc.? Digámoslo así, ya no hablamos de Wikipedia, hablamos de Wikileaks, ya no hablamos de Facebook de una estudiante de secundaria o prepa, hablamos de Facebook de Obama o de Peña Nieto o de Dilma Rousseff.

En estos casos la temperatura sube ¿cierto?

Cuando se trata de estos temas, la manipulación no sólo afecta a algunos sino a una sociedad completa; en muchos casos los políticos, empresarios y simpatizantes entre otros, modifican la verdad para cumplir con un objetivo.

El problema es que esto se ha vuelto una costumbre y hoy en día ya no podemos estar seguros de que información es verídica y cuál no lo es.

Claro que hay gente conocedora que indaga más allá, pero el común de la población se cree lo que se le dice, de este modo, vivimos en una sociedad de masas, en donde todos son seguidores.

Por ejemplo: los conflictos de Medio Oriente, en las noticias escuchamos las atrocidades que sufren los ciudadanos de aquellos países y lo crueles que son sus presidentes (y aunque no dudo que algo de eso sea cierto) la realidad es que de por medio hay muchos intereses políticos, económicos y sociales.

¿Conocemos el mundo o creemos que lo conocemos? Esa la pregunta de los 64 mil pesos.

Mediante estas técnicas, los líderes del mundo no sólo logran ajustar la percepción a su favor, sino controlar el pensamiento y en algunos casos controlar a ciertos grupos sociales. Algo así como control mental, sé que suena a película de espías, pero el control mental no es tan ficticio como creemos, hoy en día es muy fácil cambiar la percepción de alguien sobre algún tema y no sólo eso, sino llegar al grado en que la persona defiende completamente a dicha persona, hecho o postura.

El ex-analista de la CIA, Edward Snowden, reveló hace tiempo el método con el cual las agencias de inteligencia manipulaban información a voluntad con distintos propósitos. No debería sorprendernos que alguien más use estos mismos métodos. (Para más información http://www.viamm.com/2014/07/15/snowden-revela-herramientas-para-manipular-informacion-online/)

Nos queda claro que todos manipulamos la información para controlar algo o a alguien.

https://www.youtube.com/watch?v=_AQVnvHvty8

Pero la pregunta que debemos hacernos es ¿qué tanto manipulamos la información? y ¿qué tanto podemos creer en lo que nos dicen?

Referencias

http://media-youth.org/index.php?option=com_content&view=article&id=15&Itemid=15&lang=es

http://www.viamm.com/2014/07/15/snowden-revela-herramientas-para-manipular-informacion-online/

Categorías:Uncategorized
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: