Archive

Archive for the ‘Varios’ Category

Y tú ¿qué uso le das a Skype?

Por:  SABINA FALCÓN PERALTA

Alumna de la Escuela de Comunicación

Es probable que utilices Skype para hablar por teléfono o hagas una video llamada con alguien que este en otra parte o converses a través de mensajes. Hoy en día existen personas que le han encontrado un uso mucho más provechoso, una utilidad creativa y diferente a parte de hablar con alguien. Gracias a la facilidad de hablar por medio de una video llamada, estas personas cumplen sus sueños y pasiones por medio de Skype u otras plataformas similares como FaceTime o Viber. Dan clases de piano, o enseñan a niños de primaria.

Violinista en la web

Danielle Turano, músico y maestra de violín, establecida en la ciudad de Nueva York. Es una mujer apasionada por la música y con el gusto de enseñar a niños jóvenes este arte.

Debido al huracán Sandy, ocurrido en 2012 que causó un desastre de grandes magnitudes, llevándose casas, comercios, y gran parte de la infraestructura de la zona donde tocó tierra, Danielle se vió afectada dejando de poder dar clases a sus alumnos en la escuela en la que enseñaba, y por lo tanto decidió empezar a utilizar Skype, contactando a sus alumnos que se habían tenido que mudar a otro estado del país. Nueve meses después ha vuelto a dar clases en el colegio que ha sido reconstruído, pero también ha continuado las lecciones que impartía online. Con la facilidad de Skype hacen una video llamada y toman una clase, Danielle puede mostrarle a los niños las posiciones de los dedos, escuchar el sonido y al mismo tiempo ver la posición de las manos y cuerpos de sus alumnos para poder corregirlos y ver su avance.

Fotoblog3

Tiburones en el salón de clase

Jillian Morris, bióloga marina, especialista en la conservación de tiburones, vive en las Bahamas en una isla llamada Bimini. Se dedica a la conservación de tiburones y a explicar tratando de cambiar las ideas negativas que se tienen respecto a ellos. Jillian piensa que si se puede acercar a niños pequeños a los que se les ha enseñado erróneamente, puede hacer un cambio de la idea más adelante. Para este fin, creó “Sharks for Kids” una campaña que visita escuelas y ofrece conferencias a alumnos. Como vive en una isla muy pequeña y alejada, el acceso es limitado y la población es muy poca. Por lo tanto la manera de alcanzar a más gente y enseñar sobre su trabajo de los tiburones es utilizando Skype como una herramienta para poder llegar a escuelas primarias en Inglaterra, Australia, India, Estados Unidos. Cada día se conecta con un salón de clase y les demuestra su conocimiento y experiencia.

Fotoblog5

Retratando a distancia

Leslie Watts, artista y pintora, vive en Ontario, Canadá, y se dedica a pintar retratos utilizando la técnica de pintura al óleo. Se lleva mucho tiempo en realizar sus pinturas por lo que decidió usar Skype permitiéndole tener acceso a sus “modelos” que posan en una video llamada en la comodidad de su casa y las veces que sea necesario. En caso que alguien le hubiese mando una foto en la que no se hubiera podido apreciar los detalles o se cortara parte del cuerpo de la persona retratada, hablando por Skype puede ver lo que falta. Es algo que le facilita y permite pintar retratos de muchas personas sin tener que conocerlas en persona. Además, es una pintora que vive sola en su casa por lo que hablar con alguien mientras los pinta es una forma de compartir su trabajo y hacerlo más agradable.

Fotoblog6

Así como estos tres casos, en otras áreas profesionales, como la de los psicólogos o médicos, se comienza a usar Skype como una forma de dar consulta especialmente si la persona se encuentra de viaje o muy lejos de una zona donde no puede acceder a un servicio. La doctora de psicología, Raquel Nacacht, entiende que es más fácil si existe un conocimiento previo en la persona y puede convertirse en una variante de la consulta médica o psicológica tradicional porque la persona se encuentra en alguna circunstancia que no permita darse de manera personal.

Skype, FaceTime o Viber son herramientas que nos permiten una enseñanza interactiva que puede solucionar y vencer obstáculos de distancia. Yo lo utilizaría para enseñar idiomas, y recetas de cocina. Y tú, ¿para qué los utilizarías?

 

 

Referencias:

The skype team “explore the art of painting” en http://blogs.skype.com/2015/02/03/jacksgap-explore-the-art-of-painting/

Recuperado el 7.02.15

Skype team “following a heart project” en http://blogs.skype.com/2014/09/19/skype-teams-up-with-jacksgap-for-a-three-part-video-series-following-heart/ recuperado el 7.02.15

Videos de youtube:

The violinist http://youtu.be/YvoXHmK4hw4

http://youtu.be/YvoXHmK4hw4

The shark conservationist http://youtu.be/-yw8tPkmSDA

http://youtu.be/-yw8tPkmSDA

The artist http://youtu.be/aA4BBHw8mN4

http://youtu.be/aA4BBHw8mN4

Categorías:Varios Etiquetas: ,

CONTRASTES ENTRE LA TEORÍA Y LA PRÁCTICA DE LA PROTECCIÓN CONSULAR MEXICANA

Por la doctora Karla Valenzuela

Introducción

La protección consular mexicana, estudiada como una política pública implementada por el gobierno de este país hacia sus migrantes en el extranjero, es presentada como una serie de acciones que realiza el Estado mexicano a través de sus consulados con el fin de representar a los connacionales ante autoridades judiciales y administrativas del país receptor. Adicionalmente a este servicio, el gobierno de México cuenta con un órgano desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME), mismo que ofrece diversos programas con el fin de fortalecer los vínculos entre México y la comunidad mexicana en el extranjero, así como de fomentar la integración de nuestros connacionales en sus países de acogida. Las actividades emprendidas por el IME han sido consideradas por burócratas y académicos como constitutivas del nuevo modelo de protección consular mexicano, consistente en la protección a través de la integración de sus connacionales (Laglagaron, 2010; Delano & Cano, 2006).

Uno de los puntos de convergencia de los textos relativos a la antropología política, es la discrepancia existente entre los objetivos formales de las políticas públicas y lo que realmente se logra con éstas. Indiscutiblemente, existe un espacio de desconexión entre los objetivos planeados con la puesta en marcha de una política pública y los resultados que en realidad se obtienen; dicho de otro modo, se espera que el diseño de una política pública (teoría) influya en la manera en que interactúan los distintos actores sociales a los que va dirigida dicha política (práctica), lo que la mayoría de las veces no se verifica (Gardner & Lewis, 1996; Mosse, 2004).

En consecuencia, la intención de este ensayo es destacar algunas de las discrepancias existentes entre los objetivos oficiales y los resultados reales una vez que se realizan actividades de protección, así como contrastar los puntos de vista de los burócratas con los de los migrantes, es decir, de quienes aplican y de quienes son los beneficiarios de la política.  Estas notas se basan en un análisis cualitativo de la literatura académica referente al neoliberalismo, la protección consular y la antropología de las políticas públicas. Igualmente, integra información obtenida en entrevistas realizadas durante julio de 2013 a funcionarios del Instituto de los Mexicanos en el Exterior, de la Secretaría de Salud, servidores públicos en funciones consulares en el estado de California, EUA,  migrantes radicadas en Oakland, Ca. y a una ONG de esta misma ciudad.

Del Instituto de los Mexicanos en el Exterior y los cambios en el modelo de protección consular

Anterior al 2003, la protección consular se reducía a asesoría legal (indemnizaciones, cobro de salarios, pensiones); atención a detenidos, víctimas de delitos y condenados a pena de muerte; traslado de restos y repatriación de enfermos; localización de personas y apoyo a indigentes. La creación del IME en 2003 representó un cambio de paradigma sobre la manera en la que se concebía a la protección consular, ya que la premisa principal del Instituto es que es posible proteger a los emigrados fomentando su “integración” a la sociedad de acogida. De acuerdo con el decreto de creación del IME, los objetivos de este órgano son fortalecer los vínculos de las comunidades en el exterior con México y fomentar su integración en las sociedades de acogida (Decreto de Creación del IME, 2011, art. 2).

Además, el IME implementó la idea de la protección preventiva que consiste en identificar las situaciones de riesgo y necesidades planteadas por las mismas comunidades para brindarles apoyo anticipado, y no se reduce a los servicios y programas previamente planteados por el área de protección en los consulados. Si bien formalmente la protección preventiva debe recaer en los cónsules de protección, en la práctica esta labor es desempeñada por los cónsules comunitarios. De acuerdo con Marco, funcionario consular, “…las prácticas de protección preventiva recaen en los cónsules de comunidades, puesto que son a los que más confianza les tiene la gente, además de que los cónsules de protección están saturados”.

Los programas implementados por el IME se enfocan en las áreas de cultura, desarrollo comunitario, educación, finanzas, deportes, vinculación con la comunidad, reforzamiento de las capacidades de los migrantes y salud. Estos campos fueron elegidos como resultado de un diálogo de líderes comunitarios con funcionarios de la SRE. Para lograr su cometido, el IME cuenta con un Consejo Consultivo, (CCIME), órgano integrado por líderes en México, Estados Unidos y Canadá encargado de fungir como consultor y proponer acciones enfocadas al bienestar de la comunidad. Además, del apoyo consular, el IME también interactúa con las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) , clubes y federaciones de oriundos, y algunas Secretarías de Estado, (principalmente la Secretaría de Salud y CONADE).  Estos actores fungen como aliados del IME y de los consulados para brindar cursos, prestar instalaciones, acercarse y organizar a la comunidad.

Las actividades de mayor importancia son los programas de Ventanilla de Salud, Plazas Comunitarias y las jornadas de educación financiera. En el primero, los consulados cuentan con una ventanilla en donde se ofrece información sobre clínicas comunitarias y demás instituciones de salubridad que atienden a los migrantes independientemente de su estatus, ofreciendo también servicios de diagnóstico y detección de enfermedades. Estas ventanillas son gestionadas por agentes fiscales.  Respecto a las Plazas Comunitarias el IME, la sociedad civil, algunos grupos religiosos y los consulados convierten un espacio público en un aula de clases de inglés, español, alfabetización, primaria, secundaria, educación media superior, preparación para el General Education Development (GED) y capacitación laboral. En el ámbito de la educación financiera, se ofrecen jornadas informativas con el alegado fin de que los migrantes puedan tomar mejores decisiones de inversión a largo plazo en sus remesas, envío de dinero, apertura de cuentas y opciones de crédito. Para estas jornadas, los consulados han firmado convenios con bancos americanos, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco de México, Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), entre otras instituciones. Otro logro destacable son los Consulados Móviles, cuyo objetivo principal es el acercamiento con asentamientos de mexicanos que residan lejos de los consulados para mantener el contacto con líderes comunitarios, detectar casos de protección, promover la protección preventiva.

Además de estos proyectos, el IME cuenta con el programa “Red de Talentos” para captar a los mexicanos calificados que han tenido éxito en el extranjero e invitarlos a nuestro país a exponer y hacer uso de sus habilidades y conocimiento. Con esto, el gobierno pretende abandonar el viejo paradigma de fuga de cerebros y cambiarlo por el de “circulación del conocimiento”, para aprovechar el talento de los mexicanos en cuestiones internas del país y sentar un precedente del éxito que han tenido algunos compatriotas en el extranjero (IME, 2008, p.1).

Del carácter “integrador” y de vinculación con la comunidad en el exterior

Como lo mencionamos, los objetivos formales del programa son el fomento de los vínculos entre los mexicanos residentes en el extranjero  y México, así como integrar a los mexicanos al país de recepción. Efectivamente, durante las entrevistas con los funcionarios, todos afirmaron que el nuevo modelo de protección consular tenía estos efectos. Respecto del carácter integrador y de vinculación con México, Carlos nos comenta que “Los eventos culturales son para todos, tanto para los migrantes como para los locales. En estos eventos se han llegado a formar redes entre clubes comunitarios.” Otra servidora, Jimena, piensa que “…los mexicanos, al acudir a nuestros eventos de educación y salud, tienen contacto no sólo con otros mexicanos, sino también con norteamericanos, salvadoreños, chilenos, lo que los hace sentir más integrados en su nuevo país”.

El segundo objetivo, reforzar los lazos con México, también recibió el visto bueno de los funcionarios. Al ser cuestionado respecto al nacionalismo de los mexicanos en el exterior, Carlos argumentó que “Definitivamente, el concepto de Estado-Nación presenta muchas fallas. Este nacionalismo tiene el propósito de exaltar la lealtad nacional bajo un principio de pluralidad, normalizando la identidad híbrida y reconociendo las obligaciones que México tiene con ellos, el reconocimiento de su derecho de pertenencia”. A su vez, Jimena piensa que el trabajo comunitario es “…para que conservemos nuestro nacionalismo, y para que se adapten a Estados Unidos, pero también para que cuando regresen a México, regresen mejor”.

Ambos entrevistados enfatizaron la pertenencia de los migrantes a los dos países simultáneamente y parecen encontrar en el nacionalismo y en la responsabilidad de México con sus migrantes, la justificación de que la protección consular tenga como objetivo preservar el vínculo con México. Sin embargo, un tercer entrevistado, Marco, arroja luz sobre la importancia que tiene para nuestro país el que los migrantes sigan enviando remesas: “En el Plan Nacional de Desarrollo está establecido el objetivo de reforzar vínculos con la diáspora. Existen 2 razones principales: una instrumental, que son las remesas y la otra emocional, ya que quieren que los migrantes no se sientan avergonzados de su cultura de origen, y buscan su integración, no su asimilación.” Adicionalmente, al hablar sobre la Reforma Migratoria, Marco mencionó: “…existe el riesgo de que cuando las personas se integren, dejen de mandar remesas, además, si se aprueba la reunificación familiar tal y como viene (plantada en la Reforma Migratoria), nuestros connacionales tendrán menos motivos para enviar remesas.”

Marco fue el único de los entrevistados que dio el justo valor económico que las remesas tienen para el país, y que en sus argumentos parece apuntar que el carácter “integrador” de la protección consular es en realidad un riesgo para el envío de remesas. Esta deducción nos lleva a pensar que la verdadera función de fomentar el nacionalismo no sólo se deriva de reconocer el derecho de pertenencia de los migrantes (si es que acaso este derecho tiene alguna relevancia para los burócratas), sino que también tiene gran peso el interés económico que sus remesas representan para México.

A pesar de la postura institucional que los servidores presentaron en lo que respecta al fomento de la integración, es importante precisar que dicho término en materia de migración se refiere a una dinámica mucho más compleja que la planteada por los burócratas. En primer lugar, el concepto de integración involucra tanto a los migrantes como a las sociedades de acogida. Recordemos que la integración es materia de política interna del país de recepción y que ésta se puede presentar en distintos modelos como son asimilación, multiculturalismo, segregación, etc. En segundo lugar, la adopción del modelo de integración de ninguna manera puede ser influenciada por los países expulsores, sino que la integración depende del imaginario que el Estado receptor tenga sobre su identidad nacional y del lugar que confieren a los extranjeros dentro de su estructura social. Aunado a lo anterior, existen distintas dimensiones de la integración en las que el Estado emisor no tiene injerencia, por ejemplo, en los requisitos de naturalización, participación política, reconocimiento de grados profesionales y credenciales de los emigrados y su acceso a derechos sociales. Es verdad que la implementación de algunas actividades de integración respeta e incluso fomentan el arraigo de los migrantes con sus países, pero éstas no suelen incluir el contacto con sus comunidades de origen.

Nos inclinamos entonces por afirmar que efectivamente el modelo mexicano de protección consular abarca ahora más actividades que las tradicionalmente implementadas, sin embargo éstas no son propiamente integrativas, ya que no están proporcionando a los mexicanos una inclusión en los esquemas estatales de los países en donde residen. Lo que sí ofrecen, son opciones para que los migrantes puedan ejercer ciertos derechos sociales de manera limitada, así como herramientas que les permitan una parcial adaptación en Estados Unidos. Más aún, el gobierno mexicano, al poner a la disposición de su comunidad servicios sociales distintos a los ofertados por EUA, acepta la exclusión de la que son víctimas las comunidades migrantes, por lo que la protección ofrecida no pretende (ni podría) cambiar este sistema.

Esta concepción de integración que toma en cuenta también las actitudes de la sociedad de acogida,  parece ser mucho mejor entendida por los migrantes que por los funcionarios consulares. Las entrevistas con las migrantes arrojaron que ellas se percatan de la alienación causada por las actitudes de los norteamericanos. Norma, residente irregular, comenta que “…yo sí voy a las ferias de salud, pero sólo cuando lo necesito, y la verdad, no me hacen sentir más parte de los gringos, yo ya tengo mi comunidad y ellos la suya.” Por su parte, Teresa, quien cuenta con la residencia permanente gracias a la reforma de 1986 y que utiliza el servicio de Plazas Comunitarias para aprender inglés, dijo que “…una cosa es que te sepas comunicar y otra es que ya sean tus compadres. Yo trabajo en la misma casa desde hace 10 años y con inglés o sin inglés no somos iguales. Yo llego, hago mi quehacer y me voy a atender a mis hijos…”

Estos testimonios nos demuestran que los usuarios de los servicios de protección no consideran que éstos constituyan una herramienta para su integración, ya que constantemente enfatizan la línea divisoria entre ellas y sus empleadores o la comunidad nativa en general. Si bien utilizan los servicios consulares, lo hacen en menor medida que la esperada y por razones diversas a las que los burócratas piensan.

La mayoría de las migrantes afirmó no haber utilizado los servicios de educación, salud o jornadas informativas ofrecidos por los consulados, aunque todas habían tenido contacto con las representaciones debido a la necesidad de obtener documentos de identificación o actas de nacimiento de ellas mismas o de sus hijos. Algunas entrevistadas manifestaron que no les interesaba tener mayor relación con los consulados debido a la ineficiencia de su personal. En el caso de Norma, ella tuvo que ir varias veces al consulado por un acta de nacimiento gracias a la “desorganización de los empleados”. Al parecer, muchos migrantes únicamente acuden al consulado cuando es estrictamente necesario y no lo consideran un vínculo entre ellos y su país de origen.

Estas afirmaciones concuerdan con lo expresado por los funcionarios consulares; Carlos opina que “Es difícil convencer a la gente de que participen en las Plazas (Comunitarias) y que se acerquen a las Ventanillas (de Salud). Siempre tenemos público, pero nos gustaría tener más”.  Por su parte, Iris, encargada de la gestión de las Ventanillas de Salud opinó que “la única forma de que se acerquen a las Ventanillas, es publicitándolas en las áreas de espera” y que “…muchos no quieren acercarse, desafortunadamente hay una desconfianza en nuestros empleados (consulares)”.

La desconfianza manifestada por la funcionaria fue también tema recurrente en las entrevistas con las migrantes. Al parecer, este recelo contra las autoridades gubernamentales se origina desde la experiencia de los migrantes con instituciones burocráticas desde México, por lo que se forman una idea preconcebida de los servicios que recibirán en los consulados, homologándolos con la atención brindada por los servidores públicos en México. Al referirse sobre el trámite de repatriación de restos de su madre, Dayana expresó: “…aquí y allá es lo mismo, es gobierno”.

Si bien es cierto que el modelo de protección consular ejecutado entre el IME y los consulados tiene resultados positivos para nuestros conciudadanos (mejora en el nivel de inglés, mayor oferta educativa, ampliación de servicios de salud), al examinar críticamente estas acciones nos damos cuenta que no tienen un efecto integrador y de que el fomento del vínculo con México tiene razones más poderosas que el reconocimiento de nuestros connacionales. Más aún, el programa de protección se apega a la lógica del sistema neoliberal, resultando en afectaciones para nuestra comunidad en el exterior.

 

De la política de protección consular y la ideología neoliberal

 

En este apartado nos centraremos en tres aspectos específicos del sistema neoliberal para observar cómo se configuran en la prestación de servicios de protección: la descentralización, el surgimiento de nuevos actores clave en cuestiones de política social y el énfasis en la responsabilidad del individuo respecto de su bienestar personal.

Descentralización: Es un lugar común el afirmar que la migración internacional tiene efectos locales distintos tanto en las comunidades de recepción como en las expulsoras y que estos dependen de diversos factores como la economía y legislación locales, las características de la sociedad de acogida y de los grupos migratorios. Esta importancia que ha ganado lo local, se traduce en una devolución de facultades a las jurisdicciones sub-nacionales, (Sassen, 2010) bajo el argumento de que son éstas quienes mejor conocen las necesidades, retos y oportunidades que presenta la migración en su territorio y por lo tanto, tienen mayor capacidad que los gobiernos federales para hacer frente a las cuestiones de migración.

En lo que respecta al modelo de protección consular, esta descentralización se materializa en la creación de las Oficinas Estatales de Atención a Migrantes (OFAMs), en las que el gobierno federal encuentra gran apoyo para desahogar su carga laboral tanto en México como en el extranjero, pues varias de estas Oficinas cuentan con representaciones en los estados americanos en donde se concentra su población migrante, luego entonces, los migrantes pueden contar tanto con el gobierno nacional  (a través de los consulados) como con las entidades locales (a través de las OFAMs) para ser asistidos.

El argumento subyacente a esta descentralización es que si las entidades locales se ven beneficiadas por los aportes monetarios de los migrantes, una manera de seguir vinculados con la comunidad para asegurar su apoyo en proyectos de desarrollo local, es afianzar su relación a través de la oferta de servicios de protección. En efecto, Smith y Bakker sugieren que algunos ejercicios de protección consular pueden ser interpretados como esfuerzos del gobierno para incrementar las posibilidades laborales de los nacionales a fin de que éstos puedan seguir enviando remesas (Smith & Bakker, 2008).

A pesar del aspecto positivo que genera la extensión en la provisión de servicios de protección, un efecto colateral que trae consigo la ayuda sub-nacional, es que los migrantes mexicanos se encuentran en desigualdad de condiciones, puesto que los provenientes de entidades con representaciones en el extranjero y mayores recursos, tendrán una instancia más a la cual acudir en comparación con aquéllos oriundos de entidades económicamente más desfavorecidas.  Marco nos dice que “…hay una Casa Puebla en Los Ángeles en la que el consulado de allá desahoga mucho de su trabajo de protección con personas de ese estado”; “lo que realmente necesitamos es una representación de Yucatán aquí en San Francisco, gran parte de los mexicanos en la Bahía proviene de Yucatán y a veces sí nos vemos rebasados porque el personal de protección no es suficiente.”

Surgimiento de nuevos actores clave en cuestiones de política social: con la puesta en marcha de los programas del IME, se intensificaron las colaboraciones del gobierno mexicano (local y federal) con las organizaciones de la sociedad civil, sobre todo las localizadas en EUA. Los primeros en aparecer fueron el Mexican American Legal Defense and Educational Fund (MALDEF) y el Consejo Nacional de La Raza, quienes ayudaron al gobierno mexicano a tener mayores conocimientos sobre su comunidad en el exterior (Díaz de Cossío, 2010). Posteriormente, se formaron alianzas con organizaciones internacionales, organizaciones de la sociedad civil (OSC), universidades, clínicas de salud y grupos religiosos, para que en conjunto con los consulados, ofrecieran servicios de protección preventiva a la comunidad migrante o prestaran sus instalaciones para llevar a cabo los programas de Ventanillas de Salud, Consulados Móviles, Plazas Comunitarias y las jornadas de educación financiera.

Juana Flores, directora de la organización de la sociedad civil de Mujeres Unidas y Activas (MUA) de Oakland, California, nos comparte que “…los consulados anuncian sus actividades de alfabetización,  los requisitos para sacar ID (identificación), los programas de violencia doméstica y también nos donan libros.” Efectivamente, las OSC proporcionan una ventana de acceso para que los consulados puedan llegar a las comunidades. Sin embargo, el cómo y cuándo de establecer el contacto no se deja en manos de la comunidad, sino que es el consulado quien decide a qué eventos pueden asistir los migrantes. Como Juana nos indica “Antes MUA iba al consulado a dar presentaciones, y el consulado nos invitaba (a las directivas de MUA) a eventos culturales con líderes migrantes o políticos cuando venían de México. Normalmente nos daban invitación sólo a nosotras (a las directivas), pero yo siempre intentaba llevar a algunas de nuestras miembras”.

El comentario de Juana, además de ejemplificar la forma en que el consulado toma ventaja de la legitimidad de las ONGs para acercarse a la comunidad, nos muestra que la supuesta integración que fomenta el consulado en realidad es segmentada, pues esta representación no propicia una convivencia de todos los mexicanos, sino que divide entre Mexicanos “exitosos” y aquéllos que sólo son usuarios de los servicios de protección:  para los migrantes reconocidos, tiene el grupo especial de la Red de Talentos, a quienes los cónsules mismos contactan y son invitados a los eventos importantes. Mientras tanto, los migrantes menos favorecidos, se ven relegados a usuarios del servicio de protección.

Sobre las Jornadas de Educación Financiera, los colaboradores de los consulados son diversas instituciones financieras mexicanas, americanas y el BID. Si bien su objetivo institucional es proporcionar información sobre el uso productivo y manejo seguro del dinero, la apertura de cuentas y el acceso a créditos bancarios, los verdaderos beneficiarios de estas jornadas son las instituciones de crédito norteamericanas y las entidades de origen de los migrantes. El mismo nombre del programa -Jornadas de “Educación” Financiera- nos sugiere que es necesario instruir al migrante respecto de la inversión de su dinero, misma que, a juzgar por las entidades gubernamentales, debe ser utilizada para proyectos productivos como desarrollo de sus comunidades, pequeñas empresas y créditos hipotecarios. Otro ejemplo es el doble uso de la matrícula consular: al servir como un documento de identificación oficial reconocido por diversas autoridades, también sirve para abrir cuentas y aplicar para créditos, al mismo tiempo que para mantener un registro y ubicación de las poblaciones mexicanas.

Sin subestimar la importancia de cierta información financiera proporcionada en las Jornadas, este tipo de programas conciben a las remesas como un ingreso para ser utilizado en programas de desarrollo local de las entidades expulsoras de migrantes, o, en el mejor de los casos, proponen inversiones en lo que estos aliados financieros piensan que representa el bienestar del migrante y de sus familias, dejando a un lado el conocimiento de los migrantes mismos respecto de su propia realidad y necesidades de inversión. (Hobart, 1993). Por otro lado, el exhortar a los migrantes a utilizar sistemas de crédito, representa el deseo de incluir a este grupo dentro del sistema financiero global, cuando no necesariamente cuenta con esta necesidad o con el capital económico para solventar préstamos, causando su dependencia o endeudamiento.

Énfasis en la responsabilidad del individuo respecto de su bienestar personal: Como apunta Bauman (2011), el sistema capitalista y neoliberal, es un sistema de daños colaterales, en donde se presupone una “desigualdad ya existente de derechos y oportunidades, en tanto que acepta a priori la distribución desigual de los costos que implica emprender una acción (o bien desistir de ella)”. Esta frase nos indica la desigualdad inherente y necesaria para el funcionamiento del neoliberalismo. Partiendo de la veracidad de esta afirmación, sostenemos que los programas de política pública y asistencia a grupos vulnerables, como lo es la protección consular, no tienen como objetivo la movilidad social de los migrantes, sino, en términos de Ulrich Beck, la administración de su condición de exclusión.

El modelo de protección consular mexicano intenta dar herramientas que permitan al migrante crear agencia y ser un vector de desarrollo tanto en su región de origen como en la de su residencia a través de cursos del idioma inglés, alfabetización, educación media-superior, e información sobre servicios de salud y financieros. Estos esfuerzos no pueden empezar por atacar la exclusión que en todos los aspectos representa el ser migrante. Más allá de la estructura del sistema neoliberal y de la segmentación de los mercados laborales, la condición de vulnerabilidad del migrante no sólo se desprende de sus características personales, sino de otros factores como son el racismo, la xenofobia, y los imaginarios sociales sobre el migrante, mismos que no son abordados por nuestro modelo de protección consular.

A pesar de todas estas limitaciones estructurales, se sigue pensando que a través de capacitación, información, educación y accesos ocasionales y limitados a servicios sociales, el migrante podrá desarrollar la agencia para poner en práctica todas sus habilidades y procurarse a sí mismo una movilidad social, enfatizando la responsabilidad del individuo respecto de su propio bienestar, e ignorando todos los obstáculos impuestos por el sistema. Asimismo, se logra dar la impresión de que el Estado mexicano está cumpliendo con sus deberes respecto de su población en el extranjero, ignorando la incapacidad del Estado para generar las condiciones internas que eviten el desplazamiento internacional y la manera en que la economía internacional se beneficia de las remesas.

Tanto los funcionarios consulares como la directiva de la ONG, se encuentran convencidos de que el reforzar la agencia de los migrantes les permitirá una mejor inclusión. De acuerdo con Jimena, “… buscamos reforzar las capacidades de los migrantes para mejorar sus oportunidades.” Además, se busca extender la cultura mexicana para que a los migrantes no se les vea sólo como fuerza laboral, sino que se les relacione con la riqueza cultural del país.” En palabras de Carlos, “…con esto (los programas de protección consular) queremos asegurarnos de que nuestros migrantes tengan mejores ventajas competitivas”. Por parte del sector de la sociedad civil, Juana afirmó que “MUA fortalece la confianza de la mujer y refuerza el valor que tiene para realizar cambios sociales. (MUA) ofrece diferentes entrenamientos a sus miembras…”

La ingenuidad de estos entrevistados nos sirve para constatar que, bien del lado del gobierno o de la sociedad civil, ellos son parte de una misma comunidad que ofrece conocimiento especializado sobre las cuestiones migratorias, y que comparte un contexto de trabajo similar, el cual requiere reducir la complejidad de la realidad migratoria y formar ciertas racionalidades económicas, políticas y sociales (Heyman, 1995, p.263) que les ayuden a justificar sus acciones e incluso sus puestos laborales.

Conclusiones

El modelo de protección consular mexicano se modificó de manera sensible con la creación del Instituto de los Mexicanos en el Exterior en 2003. Este nuevo órgano dio otro matiz a la protección y estableció principalmente dos objetivos formales: integrar a los mexicanos a su nuevo país de acogida y  fortalecer los vínculos con México. Sin duda, las metas de “integración” y de “vínculos con México” suenan muy atractivas, no obstante, como vimos en el segundo apartado, existe una desconexión entre los objetivos formales de la política de protección y lo que se verifica en la práctica. En palabras de Mosse, “…la política funciona principalmente para movilizar y mantener el apoyo político, es decir, (sirve) para legitimar más que para orientar a la práctica” (2004, p.10). Cabe recordar que los ejes del nuevo modelo de protección consular (cultura, desarrollo comunitario, educación, finanzas, deportes, vinculación con la comunidad, reforzamiento de las capacidades de los migrantes y salud) fueron elegidos a través de encuentros que funcionarios del gobierno federal tuvieron con líderes comunitarios; estos últimos tienden a ser pequeños o medianos empresarios que dejaron atrás la vida en la liminalidad, por lo que debemos preguntarnos si el diseño de la política pública verdaderamente responde a las necesidades y realidades sociales de los migrantes precarios o si la realidad que cuenta es la percibida por las élites del mundo migrante orquestadas por los burócratas de alto nivel (Chambers, 1995).

Siguiendo con Mosse (2004; 2006), gran parte del “éxito” de una política pública, está en reunir a los actores adecuados y lograr un consenso en sus objetivos. En este caso, vemos que la articulación que el IME y los consulados han logrado con clubes y federaciones de oriundos, ONGs, instituciones financieras, sociedad civil e incluso iglesias, ha permitido que el enfoque de protección a través de integración sea sostenido desde 2003, a pesar de que ni los propios migrantes logran vislumbrar la forma en los servicios de protección les proporcionan herramientas de integración.

La ligereza en los términos utilizados- tanto en el lenguaje de los funcionarios consulares como en el decreto de creación del IME- en conceptos torales como “comunidad de mexicanos en el exterior”,  “integración” y “derecho de pertenencia” de los migrantes, muestran un total desapego de la situación actual de los migrantes en un afán por utilizar un vocabulario adecuado para el lenguaje de las políticas públicas. Además, es evidencia de una ruptura entre la realidad y las reglas institucionales que permiten interpretar los distintos resultados del programa como exitosos (Mosse, 2004).

El contraste entre los argumentos expresados por las migrantes y los servidores públicos, demuestra que estos últimos están disciplinados por el propio ejercicio de su profesión y las reglas formales e informales a las que están sujetos (Heyman, 1995). Podemos encontrar rastros del discurso oficial de la cancillería en el discurso personal de los burócratas, como por ejemplo, el “fomento del nacionalismo”  y  el “reforzamiento de las capacidades” de los migrantes. No sólo son los burócratas quienes se mueven dentro de los lineamientos del contexto social y político de sus comunidades profesionales, sino que las organizaciones de la sociedad civil parecen pertenecer por momentos a la misma comunidad que los funcionarios. Un ejemplo de lo anterior, es el hecho de que ciertos activistas se encuentran convencidos sobre la efectividad de incentivar las capacidades de liderazgo y proporcionar información a los migrantes con el objetivo de crear en ellos una mayor capacidad de agencia en el país receptor.

Finalmente, resaltamos que el modelo de protección consular está inmerso en una lógica  neoliberal. Los funcionarios públicos continúan presentando al neoliberalismo como compañero incuestionable de la superación de todos los individuos, olvidando que es un sistema que impone límites estructurales y se alimenta de la exclusión de ciertos grupos, dentro de los cuales se encuentran los migrantes (Bauman, 2005).

 

Bibliografía

Bauman, Z. (2011). Daños colaterales. Desigualdades sociales en la era global. trad. de Lilia Mosconi. México-Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, Estados Unidos de América, Guatemala, Perú, Venezuela:  Fondo de Cultura Económica.

 

Bauman, Z. (2005). Vidas desperdiciadas. La modernidad y sus parias. Buenos Aires: Paidós.

 

Beck, U.  & Beck-Gernshein, E. (2003). La individualización. El individualismo institucionalizado y sus consecuencias sociales y políticas. Barcelona: Paidós.

 

Cano, G. & Delano, A. (2006). The Mexican Government and Organised Mexican Immigrants in             the United States: A historical Analysis of Political Trnasnationalism (1848-2005). Journal             of Ethnic and Migration Studies, 33(5), 695-725.

 

Chambers, R. (1995). Poverty and Livelihoods: Whose Reality Counts?. Environment and             Urbanization, 7(1), 173-204.

 

Díaz de Cossío, R. (2006). Recuerdos del Principio. En Secretaría de Relaciones Exeriores (Ed.)             Mexicanos en el Exterior. Trayectorias y Perspectivas (1999-2010). México, D.F.: Instituto             Matías Romero-SRE.

 

Gardner, K. & Lewis, D. (1996). Anthropology, Development and the Post-Modern Challenge.             Londres: Pluto Press.

 

Hobart, M. (1993). Introduction. The Growth of Ignorance? En M. Hobart (ed.), An             Anthropological Critique of Development: the growth of ignorance?  (pp. 1-30). Londres:             Routledge.

 

Heyman, J. McC. (1995). Putting Power in the Anthropology of Bureaucracy: The Immigration and             Naturalization Service at the Mexico-United States Border. Current Anthropology, 36(2), 261-287.

 

Instituto de los Mexicanos en el Exterior (noviembre de 2008). Relaciones Estado-Diáspora: redes de migrantes altamente calificados. Mexicanos en el exterior,  recuperado de:

http://www.ime.gob.mx/noticias/boletines_tematicos/cired3.pdf

 

Laglagaron, L. (2010).  Protection through Integration. The Mexican Government`sEffornts to Aid             Migrants in the United States. Washington, D.C: Migration Policy Institute.

 

Mosse D. (2006). Anti-social Anthropology? Objectivity, Objection and the Ethnography of Public             Policy and Professional Communities. Journal of the Royal Anthropological Institute, 12(4),             935-956.

 

Mosse, D. (2004). Good Policy Unimplementable? Reflectons on the Ethnography of Aid Policy             and Practice. Development and Change, 35(4), 639-671.

 

Sassen, S. (2010). Territorio, autoridad y derechos. De los ensamblajes medievales a los             ensamblajes globales. Argentina-España: Katz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Formaciones futbolístico – empresariales

Por Ricardo Medina, director de Factor Delta y profesor del Doctorado de Administración.

Con la Copa Mundial de Fútbol casi omnipresente, se ha vuelto claro para todos que el evento ha traspasado las directrices comerciales de los organizadores para convertirse en un claro foro de expresión social.

Más allá de la fuerza física, habilidad técnica y entereza mental de los equipos que requiere el deporte, la Copa desata pasiones encontradas pues no sólo es un gran ejemplo como sucedáneo de pasión violenta para las mayorías (Huxley, 2007), sino también objeto de rivalidad explosiva (Roffé, 2010) y ahora espacio para la denuncia frente a la polarización social, la actividad criminal y la oposición ideológica. La atención concentrada genera noticias y asociaciones que nada tienen que ver con lo futbolístico, rebasan por medios sociales a cualquier línea editorial y se graban en la mente de las audiencias. Como ejemplos de ruptura del idilio están la niñez y los estadios. El evento ha permitido que muchos adultos descubran que la niñez sigue siendo explotada para mendicidad, prostitución, robo al transeúnte y espionaje por redes criminales, así como que es metódicamente asesinada por supuestos sanitizadores urbanos: realidad atroz, y sucediendo tan cerquita de una hermosa cancha de fútbol. Y por su parte las inversiones arquitectónicas provocan también encono, pues hay quien alega con justa razón que una escuela tiene prioridad sobre un estadio.

La implicación para la empresa es cada vez más clara. Como empresarios deseamos marcas impecables, rodeadas exclusivamente de asociaciones positivas. Pero el diálogo público pone de manifiesto que la realidad no puede ser soslayada más, ni siquiera con inversiones multimillonarias en infraestructura, diseño de producto y comunicación. Nos toca ahora decidir si nuestra empresa habrá de recluirse en el espacio controlado de la marca, responder con hechos a la realidad social resultado de su actividad o ubicarse proactivamente como agente transformador del entorno, aunque algunos problemas que vive no hayan sido generados por sí misma.  ¿Haremos cambios, o saldremos a la cancha del mercado con la misma formación?

Ricardo Medina es director de Factor Delta, un despacho dedicado a perfeccionar el crecimiento empresarial, haciendo uso entre otras cosas de herramientas de mercadotecnia científica.  Contáctalo por correo a ricardo@factor-delta.com o en Twitter a @rickmedinac

 

Lecturas adicionales:

Huxley, A. (2007). Un mundo feliz. Edhasa.

Roffé,M & Jozami, J. (2010). Fútbol y violencia. Lugar.

Shaw, W. (2008). Business Ethics. Thomson

 

Categorías:Negocios, Uncategorized, Varios Etiquetas: ,

Eucaristía: tiempo y eternidad

Por Roberto Betanzo, maestro del Instituto Regina Apostolorum

En este año en que la Iglesia pide que renovemos nuestra Fe, uno de los pilares de la Fe católica es la creencia en la presencia real de Cristo en la Eucaristía.

El propósito del presente artículo es mostrar cómo se ha interpretado el significado de las palabras de Cristo en la última cena “Este es mi cuerpo y esta es mi sangre” a través de la historia, empezando con los apóstoles y discípulos, siguiendo con los Santos Padres, a través de los diferentes concilios, hasta nuestros días y cómo esta interpretación ha sido coherente durante toda la historia de la Iglesia.

1)      Presencia real de Cristo en la Eucaristía.-

a)  En la Sagrada Escritura.- Desde un inicio, aparecen las palabras de la transubstanciación en los evangelios sinópticos  Mt. 26, 24-29; Mc. 14, 22-25; Lc. 22, 8. y en San Pablo 1 Co. 11, 24-ss., pero es en el evangelio de Juan Jn, 6, 60-ss  donde más claramente aparece el verdadero significado literal de las palabras y no como signo o símbolo como se pretende interpretarlo.

La interpretación del significado de una misma oración puede variar dependiendo del lenguaje corporal del que la emite. La sentencia “te voy a matar” puede tener un significado literal, -en cuyo caso más vale ponerse a salvo- o en un sentido de broma, todo depende de la intención de la persona que la emite que se trasluce por el lenguaje corporal con que se emite.

¿Cómo podemos apreciar, después de más de 2000 años, el lenguaje corporal con que fueron emitidas las palabras “porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida…si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre [1]?. Simplemente por la reacción del auditorio que las oyó. Se escandalizaron de tal modo que prácticamente todos lo abandonaron y hasta sus apóstoles murmuraban a tal punto que Jesús se vuelve y les pregunta si ellos también lo iban a abandonar y a continuación viene la hermosa confesión de Pedro: “Señor, con quién vamos a ir, sólo tú tienes palabras de vida eterna”.

Por la reacción de los oyentes podemos concluir que Jesús no estaba hablando simbólicamente sino literalmente. Había que verdaderamente comer su cuerpo y beber su sangre para tener vida eterna.

b) En la tradición.- Los Padres de la Iglesia reconocen la presencia real de Cristo en la Eucaristía, el más categórico y que recalca la presencia de Cristo en su cuerpo glorificado es San Ireneo de Lyon :

“Así como el pan que viene de la tierra, después de haber recibido la invocación de Dios, ya no es pan ordinario, sino Eucaristía, constituida por dos casos, una terrena y otra celestial, así nuestros cuerpos que participan en la Eucaristía ya no son corruptibles, ya que tienen la esperanza de la resurrección” [i]

Aquí, S. Ireneo ya nos anticipa que al participar de la Eucaristía  somos asimilados en el cuerpo glorioso del Señor, por lo tanto somos incorruptibles mientras duren las especies.

c) En el magisterio.-

i) Concilio de Trento: “En el augusto sacramento de la Eucaristía, después de la consagración del pan y el vino, se contiene verdadera, real y sustancialmente Nuestro Señor Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre bajo apariencia de aquellas cosas sensibles especies de pan y vino”[ii] (DS 1636).

Ante los ataques del protestantismo de Lutero y Calvino el concilio de Trento define como artículo de fe la presencia real de Cristo en la Eucaristía. El que la Iglesia no se viera en la necesidad de hacerlo antes se debió a que no había una impugnación sobre dicha verdad. Hasta la reforma protestante el consenso era de que en la Eucaristía estaba Cristo en cuerpo alma y divinidad.

Por lo tanto podemos ver que tanto en la Sagrada Escritura como en la Tradición y a lo largo del la historia de la Iglesia se ha mantenido la creencia firme que a través de la transubstanciación las especies de pan y vino se convierten en el Cuerpo Sangre y Divinidad de Cristo Nuestro Señor de manera objetiva sin importar el que se le reconozca o no.

2) La Eucaristía, sacramento de unidad en el Cuerpo Glorioso de Cristo.

Así mismo mantiene la Iglesia que el que participa de la Eucaristía es asimilado por el cuerpo glorioso de Cristo en unión a todos los que están activos, por medio de la gracia santificante, al Cuerpo Místico de Cristo, ya sea Iglesia triunfante, purgante o peregrinante.

Es el sacramento de unidad que permitirá en la parusía, cuando esté completo, que Cristo se lo presente al Padre.

a) Sacramento de unidad en la Sagrada Escritura.- En la parábola de la vid y los sarmientos (Jn 15, 1-17) Cristo nos ejemplifica cómo pegados a la vid, que es Cristo, nosotros los sarmientos viviremos en unidad alimentándonos de su savia que es la gracia santificante.

b) En el magisterio de la Iglesia.-

i) Concilio de Trento: “Nuestro Salvador dejó la Eucaristía en su Iglesia como símbolo de su unidad y caridad con la que quiso que todos los cristianos estuvieran entre sí unidos y estrechos” ( DS 1635)[iii].

ii) En la actualidad, tanto en el Catecismo de la Iglesia Católica como en el Concilio Vaticano II se recalca el aspecto de la unida y comunión de los fieles en gracia a través de la Eucaristía:

–          Catecismo de la Iglesia Católica:

  •  “En el caso de la Eucaristía, por la cual, compartimos realmente el Cuerpo del Señor que nos eleva hasta la comunión con Él y entre nosotros”. (CIC 790)[iv]
  • (La comunión de los santos) “Es más propio de la Eucaristía… porque ella es la que lleva esta comunión a su culminación” (CIC 950)
  • “ La Eucaristía significa y realiza la comunión de vida con Dios y la unidad del Pueblo de Dios” (CIC 1325)
  • “Fracción del pan… con el que se quiere significar que todos los que comen de este único pan, partido, que es Cristo, entran en comunión con Él y forman un solo cuerpo con él 1Co 10 16-17” (CIC 1329)
  • “Nos une ya desde ahora a la Iglesia del cielo, a la Sma. Virgen María y a todos los santos” (CIC 1419)

–          En el Concilio Vaticano II.-

  • “En la fracción del Pan Eucarístico participamos realmente del Cuerpo del Señor, nos elevamos a una compenetración con Él y entre nosotros mismos.” (Lumen Gentiun No7 )[v]

3) Sacramento que anticipa la eternidad.-

Al participar en comunión por medio del Cuerpo de Cristo con Él y a través de Él con el Padre y con nuestros hermanos estamos ya participando en la Fe del modo como participaremos en la eternidad. Estamos con un pie en el eschaton.

Esto nos lo afirma S. Ireneo de Lyon en el párrafo antes citado al decirnos que somos incorruptibles en la esperanza de la resurrección.

Así mismo el magisterio de la Iglesia nos lo recalca continuamente:

a) Concilio de Trento:

i) “Quiso también que fuera prenda de nuestra futura gloria y perpetua felicidad y juntamente, símbolo de aquel solo cuerpo del que es Él mismo la cabeza y con el que quiso que nosotros estuviéramos, como miembros, unidos por la más estrecha conexión de la fe, la esperanza y la caridad (DS 1638)

b)  Concilio Vaticano II:

i) “ Eucaristía, sacramento de piedad, signo de unidad, vínculo de caridad, banquete pascual en el cual se come a Cristo, el alma se llena de gracia y se nos da una prenda de la gloria venidera” (Constitución sobre la Sagrada Liturgia No 47)

c) Catecismo de la Iglesia Católica:

i) “Alimentados en la Eucaristía con su cuerpo, nosotros pertenecemos ya al Cuerpo de Cristo” (CIC 1003)

ii) “Finalmente por la celebración Eucarística nos unimos ya a la liturgia del cielo y anticipamos la vida eterna cuando Dios será todo en todos. Cfr 1 Co 15 28 “ (CIC 1326)

iii) “Si por nuestra comunión en el altar somos colmados de gracia y bendición, la Eucaristía es también la anticipación de la gloria celestial” (CIC 1402)

Es en este sacramento del amor de Dios en que Cristo elige poner su tienda entre nosotros y acompañarnos en el devenir de la humanidad hasta el final de los tiempos en que ya veremos cara a cara.

Mientras la parusía no se realice y sigamos en calidad de peregrinantes en el mundo, reavivemos nuestra fe como nos lo pide la Iglesia en este año de la Fe culminando nuestro encuentro con el Señor en el sacramento de su amor.


[1] Jn6 52 y ss


[i] Sn Irineo de Lyon , vs haereses 4, 18, 4-5.

[ii]  Denzinger HEl Magisterio de la Iglesia (2000) Herder, Barcelona

[iii] Denzinger, idem

[iv] Catecismo de la Iglesia Católica (1992) Librería Juan Pablo II, Sto. Domingo

[v] Documentos Completos del Vaticano II (1965) El Mensajero del Corazón de Jesús, Bilbao

Categorías:Varios Etiquetas: ,

Sustentabilidad y crecimiento

Por Carlos Antonio Esparza Patiño, alumno de la Facultra de Negocios y VP de Investigación del IMEF Universitario Anáhuac México Sur

En los últimos años se le ha dado más interés a conocer acerca del paradigma de la sustentabilidad.

Para entender el contexto es importante mencionar que hace unas décadas atrás, las economías en general tenían un despliegue importante, es decir un crecimiento porcentual mayor y más alto en comparación al crecimiento que develan esas mismas economías pero en la actualidad, a todo esto debemos entender que la economía se mueve en ciclos y es entendible que haya altibajos, sin embargo, lo que plantea básicamente el paradigma es que este cambio se debe, a la desmedida explotación de recursos naturales en el último siglo sin afrontar los costos sociales implícitos en el uso de los recursos naturales. En otras palabras los recursos se están acabando…

La economía estudia directamente al hombre frente al problema de la escases, sin embargo, tras siglos de no haberse erradicado la pobreza ni la desigualdad de los mercados, es momento de preguntarnos realmente acerca de la eficiente disponibilidad de los recursos naturales y plantear un modelo económico que contemple no solo las ganancias económicas como fin principal, si no el cuidado del planeta y la equidad.

La solución a todo este paradigma la plantea la responsabilidad social junto con el derecho y la economía, se han unido para desincentivar todas aquellas actividades que tengan una repercusión tanto al ambiente como a la sociedad. A esto lo llamamos El Teorema de Coase (atribuido al Premio Nobel de Economía en 1991); éste en pocas palabras es aquel derecho a contaminar (¡si, a contaminar!) luchado por las empresas que puedan sacarle un mejor provecho y para ser eficiente el precio de venta de este derecho, debe ser menor al implantado a la empresa y por tanto a la sociedad.

La labor que deben tomar los gobiernos en la toma de decisiones al permitir la explotación de sus recursos debe basarse no intereses propios y/o económicos solamente, sino, en la anticipación de pensar que no dentro de mucho, la crisis de recursos va a llevar a que los países se aíslen y  antes de querer  ser rentables logren autosatisfacer sus necesidades primarias, serán aquellos países que serán las economías que se tomen como modelos a seguir.

 

Categorías:Varios Etiquetas: , ,

La partida del caudillo y sus consecuencias

Por Walter Astié-Burgos, profesor de la Escuela de Relaciones Internacionales. Destacado internacionalista y diplomático para el periódico El Universal.

 Al estilo del Kremlin de los “años dorados” de la extinta Unión Soviética,  los gobiernos de Cuba y Venezuela mantuvieron en el  más pavoroso silencio, secreto y ocultamiento, primero la gravedad de la enfermedad de Hugo Chávez, y luego su muerte. La comparación no es malintencionada, pero tampoco es ociosa. Finalmente  se ha informado oficialmente que el caudillo latinoamericano nos ha dejado y, obviamente, su partida deja detrás de sí muchísimas interrogantes, tanto sobre el futuro del chavismo en la propia Venezuela y en América Latina, como en las relaciones internacionales contemporáneas en la cuales fue un actor muy protagónico.

Ante todo, Chávez fue un personaje sumamente polémico, que despertó amores y odios. Para unos, fue un gran líder que enarboló las  causas de los desposeídos y marginados, para otros no fue más que un muy folklórico populista… un demagogo tropical. Sea como fuera, lo que  no es discutible,  es que su actuación tuvo un gran impacto en la América Latina de la posguerra fría. Teniendo como telón de fondo los profundos cambios que el mundo ha  experimentado a raíz del fin de la guerra fría, la perdida de influencia de Estados Unidos en América Latina, la insatisfacción de los latinoamericanos con los partidos y los políticos tradicionales, y con las políticas neoliberales en boga, emergió la figura de un nuevo tipo de caudillo que, apuntalando su febril  activismo y muchas veces desmedido protagonismo, en la riqueza petrolera de su país, impulsó una clara corriente ideológica y abrió imprevistos espacios para las relaciones de América Latina con el mundo.

El record de su “diplomacia petrolera” no es nada despreciable. La anteriormente bastante discreta Venezuela, de repente se encontró fuertemente posicionada y visible en América Central, en el  Caribe y en América del Sur. Incluso fue mucho más allá de su entorno geográfico inmediato,  acercándose a Rusia, a Bielorrusia, a Irán, a Siria y a China. De igual manera y como Cuba perdió liderazgo en los asuntos regionales e internacionales con el retiro de Fidel Castro de la palestra, Chávez   llenó ese vacío impulsando su socialismo del siglo XXI. Todo lo anterior, inevitablemente, tuvo un costo político, puesto que el presidente venezolano también remplazó a Fidel como principal antagonista de Estados Unidos; papel que no le costó ningún trabajo desempeñar, pues lo ejecutó con gran entusiasmo, dedicación y gusto. Sin duda sabía bien lo que hacía, porque a diferencia de la Cuba de Castro, la Venezuela de Chávez es un importante proveedor de petróleo de la superpotencia. Siendo el hidrocarburo el talón de Aquiles del Coloso del Norte, ello en mucho explica la enorme tolerancia y paciencia de Washington hacia su crítico más acérrimo de los últimos años.

Sin embargo, ya antes de su enfermedad Chávez había comenzado a perder  el brillo y la popularidad que  tuvo entre sus seguidores originalmente. En efecto, tras más de 13 años en el poder -merced a sus continuas reelecciones que no dejaban bien acreditadas sus credenciales democráticas-,  se registró un desgaste natural. Adicionalmente, perdió  a  dos grandes “demonios”  o “villanos favoritos” que le brindaban la oportunidad de   ser escuchado urbis et orbis: George Bush hijo fue remplazado por el afroamericano   Barak Obama, y Álvaro Uribe también fue sustituido por un nuevo mandatario mas proclive a  negociar con la guerrilla colombiana. En este mismo sentido, con mucha mayor discreción y seriedad, el Brasil de Lula obtuvo  mejores resultados con un socialismo más eficiente y menos estridente, que contrasta enormemente con el pésimo saldo que Chávez deja en la encomia y en la seguridad publica  de Venezuela. Como todo en esta vida, el momento del caudillo venezolano ya estaba pasando, y concluyó abruptamente con su fallecimiento.

Lo más probable es que el “chavismo bolivariano” no morirá con la partida de su autor, pero obviamente ya no podrá ser el mismo, puesto que mucho se edificó de acuerdo a las circunstancias y el momento que permitieron la ascensión al poder  de don Hugo, y conforme a su  carisma personal y sus grandes dotes histriónicas y mediáticas que atrajeron a  múltiples seguidores. Para bien o para mal, Chávez deja un gran vacío que difícilmente podrá ser llenado por otros mandatarios de izquierda como Evo Morales de Bolivia, Rafael Correa de Ecuador o Cristina Kichner de Argentita. Por ende, lo que  puede preverse es un cierto realineamiento de fuerzas y de equilibrio ideológico en America Latina. De la misma forma que muchos  gobernantes cercanos a Chávez, inevitablemente,  sufrirán las consecuencias de la disminución del apoyo político, económico y petrolero de su gran  mentor, otros tendrán  la oportunidad de encontrar nuevos espacios para posicionarse: obviamente, ni Estados Unidos ni Brasil dejarán pasar dicha oportunidad. Respecto a México, cabe  recordar que, al tiempo que Hugo Chávez  se convertía en un figura central en los asuntos regionales, nuestro país comenzó, triste y lamentablemente, a  retirarse del escenario latinoamericano, al grado que Caracas ocupó espacios que tradicionalmente eran mexicanos, como en América Central y el Caribe. Esta es, sin duda alguna, una excelente oportunidad para el nuevo gobierno mexicano de revertir la contraproducente tendencia de los últimos años.

En síntesis, ni América Latina, ni la posición de nuestra región en el mundo, ni mucho menos Venezuela,  serán las mismas sin Hugo Chávez. El cambio  es inevitable, pero el que  sea  para bien o para mal, en mucho dependerá de la visión, audacia y compromiso que los gobernantes actualmente en el poder asuman frente a las nuevas realidades que se nos presentan. Al margen de las opiniones de  quienes glorificarán o satanizarán  al caudillo venezolano, su paso por la historia latinoamericana deja muchas lecciones que hay que   tener muy en cuenta. ¿Cómo fue posible que un exgolpista, bastante populista y egocéntrico,  llegara al poder y se perpetuara en él por la vía democrática?  Simple y sencillamente porque  entendió las  frustraciones y el gran malestar de los millones marginados y olvidados que abundan en nuestra parte del mundo, lo que no siempre es el caso de nuestros gobernantes. Los detractores de Chávez, que no quieran ver a otro igual al frente de un gobierno latinoamericano, mal harían en no recoger la  muy sabia enseñaza que nos legó.

 

El agua como bien público… ¿Un derecho otorgado o ganado?

Por Carlos Antonio Esparza Patiño, alumno de la Facultra de Negocios y VP de Investigación del IMEF Universitario Anáhuac México Sur

Teniendo como premisa que dentro de los derechos universales de las personas deberían considerarse el alimento (e inmerso en esta el agua potable), como algo fundamental para preservar la vida y la integridad de una persona.  Nos encontramos en una paradoja donde vemos que se cobra el agua como bien excluyente; y vemos que podríamos identificarlo como un derecho que nos tenemos que ganar con el trabajo diario para poder sustentarnos.

A sabiendas de que ahora el agua es un bien rival; es decir, su utilización reduce la posibilidad de que sea utilizado por otros beneficiarios y no como antes se tenía contemplado, de que el agua era un bien ilimitado y que el consumo marginal de una persona extra teóricamente no traería ninguna consecuencia de agotamiento del mismo.  Vemos entonces que los planteamientos que se establecieron por décadas, ahora no satisfacen las demandas de la población y la pobreza alimentaria no se ha eliminado ni reducido de manera significativa.

Encontramos que los costos de operación del gobierno, muchas veces no cuentan con una óptima regulación, o una planeación estratégica y que no llegan a tener el alcance deseado para ayudar a las comunidades marginadas, que tienen problemas con pobreza alimentaria, donde también las condiciones son precarias a todos niveles  y son quienes obviamente no se encuentran en condiciones de poder “ganarse” el derecho a la subsistencia, lo cual va completamente en contra de la preservación de la humanidad.

“La Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Resolución exhorta a los Estados y organizaciones internacionales a proporcionar recursos financieros, a propiciar la capacitación y la transferencia de tecnología para ayudar a los países, en particular a los países en vías de desarrollo, a proporcionar un suministro de agua potable y saneamiento saludable, limpio, accesible y asequible para todo.”

(Naciones Unidas, (28 de julio del 2010) El derecho humano al agua Resolución 64/292, Disponible: http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/human_right_to_water.shtml)

El simple uso cotidiano necesario para la subsistencia debería ser una garantía otorgada por el gobierno a pesar de sus implicaciones económicas.

Desde una perspectiva más “Marshalliana” y reforzando  en parte con la corriente de economía del bienestar y una mejor distribución de recursos, es más fácil entender por qué el gobierno debe asimilar la problemática con el agua y dar una pronta solución a este conflicto.  Me atrevo a decir que erradicar la pobreza en todos sus niveles y en especial la pobreza alimentaria debe ser la principal tarea de los gobiernos actuales.

Categorías:Varios Etiquetas: ,