Inicio > Negocios > Chile: La (re) afirmación del gran líder de América Latina

Chile: La (re) afirmación del gran líder de América Latina

Por Joao Cardial, Profesor de la Universidad y aspirante al Doctorado en Administración
El terremoto del 27 de febrero y sus más de 200 replicas que abaló el territorio chileno  no impedirán la continua afirmación de liderazgo de Chile en América Latina.
Una gran apertura comercial al mundo, su elevada estabilidad económica y política acompañados por una fuerte apuesta en tecnología y recursos humanos, hacen que el país del extremo sur sea el líder de América Latina en muchos indicadores.
“Chile es la economía de América Latina que más rápidamente ha crecido. Durante los últimos 15 años -período que siguió al retorno de la democracia en 1990 – registró una tasa promedio de crecimiento anual per cápita del 4.1%. El ingreso per cápita se duplicó en valores reales y la brecha de ingresos relativa entre Chile y los países de ingresos altos de la OCDE se redujo considerablemente.” (Banco Mundial, 2010)
Tabla 1 – Síntesis de algunos indicadores de desempeño en América latina
Indicador
Chile
México
Brasil
Fuente
Índice desarrollo humano 2009
1
5
9
Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo
Índice libertad económica 2010
1
4
10
The Heritage Foundation
Índice de democracia 2008
2
4
3
Economist Intellingence Unit
Índice de percepción de la corrupción 2009
1
12
6
Transparency International
Índice de calidad institucional 2008
1
5
8
Libertad y Desarrollo
Índice de hacer negocios
3
4
14
América Economía
Índice de competitividad
1
6
4
Foro Económico Mundial
 Nota: posición relativa ocupada por cada país en relación al total de países de Latinoamérica.
Fuente: Desarrollo propio con base en las fuentes citadas
El énfasis en la apertura económica al mundo
Su posición geográfica extrema – es común escuchar de los chilenos, que Chile es como una isla, pero está rodeado por el  mar, por la cordillera de los andes y por el desierto de Atacama llevando a un sentimiento muy similar a lo de insularidad – y el reducido tamaño del mercado interno – 16 millones de habitantes- llevó al país a una política de gran apertura económica, que se manifiesta siendo el décimo país del mundo en Libertad Económica 2010 y líder destacado de Latinoamérica. (The Heritage Foundation, 2010)
Durante el transcurso de la última década del siglo XX  y de la primera década del siglo XXI, los diferentes gobiernos de Chile realizaron acuerdos de cooperación (tratados de libre comercio, acuerdos de asociación, acuerdos de complementación y acuerdos de alcance parcial) con más de 50 países (entre los cuales  están los países de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, México, China, Australia y la gran mayoría de los países Latinoamericanos) cubriendo una gran parte del mercado mundial.   (Min RR. EE. Chile, 2010)
La baja global de aranceles, derivada de los acuerdos de cooperación económica, tuvo dos grandes efectos para la competitividad de las empresas chilenas; por un lado, precios más competitivos de los productores chilenos en los mercados destino y, por otro, la inducción a la competitividad en Chile porque sus empresas tenían ahora que competir en el mercado local en igualdad de circunstancias con los productos importados o con empresas extranjeras que empezarían a instalarse en el país.
Los resultados de la política de apertura económica empiezan a generar gran impacto en las cuentas públicas en el año de 1998, cuando su balanza comercial registra valores positivos por la primera vez.  De 1997 a 2008 las exportaciones registraron un crecimiento promedio de 28 %, mientras que las importaciones crecieron  en un promedio anual de 19%. (Servicio Nacional Aduanas de Chile, 2010)
Como  resultado de los numerosos acuerdos de cooperación, las empresas con sede en Chile ahora disfrutan el privilegio – en muchos casos, con arancel cero – de acceder a muchos mercados de consumidores de forma más competitiva.  Así, un creciente número de grandes empresas multinacionales (Ejemplos: Unilever, Nestlé, Beiersdorf, Packard Bell) están aprovechando para ubicar plantas y oficinas en Chile.
Es conveniente mencionar que “una de las ventajas de invertir en Chile es el marco legal y tributario que este país ofrece a la inversión extranjera, con reglas transparentes y no discriminatorias, y la no discrecionalidad con que procede la autoridad. Desde el punto de vista de los impuestos, Chile tiene el atractivo de su baja carga tributaria corporativa. De hecho, el impuesto a las sociedades del 17% es menor al gravamen corporativo que se aplica en la mayoría de las economías europeas y es el más bajo de América Latina”. (Gobierno de Chile, 2010)
Estabilidad económica y política a través de instituciones sólidas
La  pacífica transición del régimen dictatorial hacía el régimen democrático fue fundamental para el éxito de la democracia chilena que es la segunda mejor en Latino América de acuerdo con el índice de democracia 2008. (Economist Intellingence Unit, 2010)
Importa mencionar que el esfuerzo de transparencia y anti corrupción desarrollados por los diferentes gobiernos, a través de la institución Chile Transparente crearon conciencia sobre los beneficios de la transparencia en las organizaciones públicas y privadas, dando a conocer los costos económicos y sociales que implica la corrupción, que mucho contribuyen para la solidez del sistema.  Esta política ha llevado a Chile una mejor posición entre los países Latinoamericanos en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2009. (Transparency International, 2010)
Complementariamente los diferentes gobiernos generarán normas formales e informales en las diferentes instituciones  ayudando a la transparencia y al mejor funcionamiento de las mismas.   El éxito de esta política es manifestada por el mejor desempeño de los países latinoamericanos  en el índice de calidad institucional 2008. (Libertad y Desarrollo, 2010)
Por otro lado, “Chile ha consolidado su estabilidad macroeconómica en parte mediante la adopción de un régimen de tipo de cambio flotante y la fijación de metas estrictas en materia de inflación. Gran importancia en ello ha tenido la aplicación de una política fiscal cuidadosamente calibrada, que ha mantenido el equilibrio entre un programa creciente de inversiones en el área social -que sostuvo, a la vez, el compromiso firme con las políticas anticíclicas – y la disciplina fiscal.” (Banco Mundial, 2010)
Los aspectos mencionados conllevan a que Chile sea  un país muy atractivo para hacer negocios, siendo el tercer mejor país de América Latina (Banco Mundial, 2009) y Santiago de Chile la segunda mejor ciudad en América Latina para hacer negocios.  La capital chilena obtuvo puntajes más altos en estabilidad macroeconómica, servicios personales y poder de marca. (América Economia, 2010)
Apuesta en recursos humanos y tecnológicos para aumento de competitividad  de sus empresas.
No llegando a alcanzar los mismos niveles de otros indicadores, la apuesta en la educación en Chile es evidente.  Con una tasa de alfabetización de 95,8% entre personas mayores de 10 años, el país cuenta con un moderno sistema de educación superior y desde 1990 el número de jóvenes en las universidades ha aumentado desde un 10 por ciento hasta un 40 por ciento. Chile tiene varias de las mejores escuelas de negocios de Latinoamérica y en general ha alcanzado altos estándares en la educación superior. Paralelamente y con diferentes sistemas de beneficios para las empresas se ha mejorado bastante la capacitación on-job.
De acuerdo con el último informe sobre competitividad del Foro Económico Mundial Chile es el tercer país más competitivo en Latinoamérica en capacitación en el puesto de trabajo y en educación superior y es el país más competitivo en número de ingenieros y científicos per cápita. (Foro Económico Mundial, 2010)
En el campo de la tecnología, “Chile está conectado a tres redes de fibra óptica internacional, tiene una alta velocidad ADSL y cable módem de acceso a Internet junto con la tecnología LMDS. Con una infraestructura para generar 45 millones de llamadas telefónicas simultáneas, Chile tiene un competitivo y asequible mercado de telecomunicaciones con millones de usuarios, lo cual le asegura una moderna y eficiente conectividad.
En sus rankings de aptitud digital del 2006 The Economist Intelligence Unit (EIU) identificó a Chile como el mercado de América Latina más digitalizado, destacando el hecho de que sus ratios de penetración de banda ancha y de telefonía móvil son por lejos los más altos de Latinoamérica.” (Gobierno de Chile, 2010)
Definitivamente los esfuerzos relacionados con los recursos humanos  y con la tecnología fueron las claves para el aumento de competitividad de las empresas chilenas.
Se deja un ejemplo de la capacidad innovadora de Chile que es sustentada por los factores anteriormente mencionados y enseña cuán bien se articulan organizaciones privadas y públicas  en beneficio del país.
Dada la  tendencia de crecimiento de China  y la ventaja competitiva de Chile en cuanto a productor de alimentos, un consultor ideó la posibilidad de creación de una empresa facilitadora para el intercambio comercial entre Chile y China.  A través de un programa de subsidios de PROCHILE (organización que tiene como objetivo la promoción de Chile en el extranjero) consiguió el financiamiento mínimo necesario y a su vez consiguió otros socios con intereses en China, naciendo así la empresa  “foodlinks”.  Se espera que con foodlinks las empresas chilenas puedan aumentar su presencia en China.
El cambio de gobierno, el terremoto y el futuro de Chile
Las últimas elecciones presidenciales y en consecuencia el   cambio del  gobierno  de Chile, enseñaron, una vez más, el civismo y espirito democrático.  Después 19 años de gobierno de centro izquierda, por  primera vez desde que la democracia existe en Chile, el presidente elegido resulta ser  de un partido de derecha.
Sebastián Piñera, el nuevo presidente, se presenta con una larga y muy exitosa carrera empresarial, siéndole reconocida una enorme capacidad de liderazgo.   Su toma de poder, en plena recuperación anímica –  tres semanas después del terremoto –  refuerzan  la idea de un presidente con ideas claras, capacidad de trabajo y mucha determinación.
Quien conoce la idiosincrasia de los chilenos, entiende que el terremoto fue (y todavía es) un factor de gran unión social,  un gran estimulo por el nacionalismo y por la productividad.  Así, Chile sigue  siendo, un gran líder de América Latina.
Bibliografía
América Economia. (29 de 01 de 2010). http://www.americaeconomia.com.
Banco Mundial. (2009). Doing Business 2010. Washigton D.C. : PALGRAVE MACMILLAN.
Banco Mundial. (27 de 01 de 2010). http://www.worldbank.org. Obtenido de http://www.worldbank.org.
Economist Intellingence Unit. (2010). The economics Intelligence Unit`s Index of Democracy 2008.
Foro Económico Mundial. (27 de 01 de 2010). Informe de competitividad global 2009-2010.
Gobierno de Chile. (29 de 01 de 2010). http://www.thisischile.cl.
Libertad y Desarrollo. (29 de 01 de 2010). http://www.lyd.com/.
Min RR. EE. Chile. (27 de 01 de 2010). DGREI, Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales.
Naciones Unidas, PNUD. (29 de 01 de 2010). http://www.undp.org/spanish/.
Servicio Nacional Aduanas de Chile. (2010). Exportaciones y importaciones período 1997 2008. Santiago de Chile.
The Heritage Foundation. (29 de 01 de 2010). http://www.heritage.org.
Transparency International. (29 de 01 de 2010). http://www.transparency.org/.
 
 
Categorías:Negocios
  1. Claudio
    noviembre 30, 2010 a las 6:45 pm

    Muchas Gracias por estas palabras. hay que seguir creciendo y que toda latinoamericana siga creciendo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: