Inicio > Negocios, Uncategorized, Varios > Formaciones futbolístico – empresariales

Formaciones futbolístico – empresariales

Por Ricardo Medina, director de Factor Delta y profesor del Doctorado de Administración.

Con la Copa Mundial de Fútbol casi omnipresente, se ha vuelto claro para todos que el evento ha traspasado las directrices comerciales de los organizadores para convertirse en un claro foro de expresión social.

Más allá de la fuerza física, habilidad técnica y entereza mental de los equipos que requiere el deporte, la Copa desata pasiones encontradas pues no sólo es un gran ejemplo como sucedáneo de pasión violenta para las mayorías (Huxley, 2007), sino también objeto de rivalidad explosiva (Roffé, 2010) y ahora espacio para la denuncia frente a la polarización social, la actividad criminal y la oposición ideológica. La atención concentrada genera noticias y asociaciones que nada tienen que ver con lo futbolístico, rebasan por medios sociales a cualquier línea editorial y se graban en la mente de las audiencias. Como ejemplos de ruptura del idilio están la niñez y los estadios. El evento ha permitido que muchos adultos descubran que la niñez sigue siendo explotada para mendicidad, prostitución, robo al transeúnte y espionaje por redes criminales, así como que es metódicamente asesinada por supuestos sanitizadores urbanos: realidad atroz, y sucediendo tan cerquita de una hermosa cancha de fútbol. Y por su parte las inversiones arquitectónicas provocan también encono, pues hay quien alega con justa razón que una escuela tiene prioridad sobre un estadio.

La implicación para la empresa es cada vez más clara. Como empresarios deseamos marcas impecables, rodeadas exclusivamente de asociaciones positivas. Pero el diálogo público pone de manifiesto que la realidad no puede ser soslayada más, ni siquiera con inversiones multimillonarias en infraestructura, diseño de producto y comunicación. Nos toca ahora decidir si nuestra empresa habrá de recluirse en el espacio controlado de la marca, responder con hechos a la realidad social resultado de su actividad o ubicarse proactivamente como agente transformador del entorno, aunque algunos problemas que vive no hayan sido generados por sí misma.  ¿Haremos cambios, o saldremos a la cancha del mercado con la misma formación?

Ricardo Medina es director de Factor Delta, un despacho dedicado a perfeccionar el crecimiento empresarial, haciendo uso entre otras cosas de herramientas de mercadotecnia científica.  Contáctalo por correo a ricardo@factor-delta.com o en Twitter a @rickmedinac

 

Lecturas adicionales:

Huxley, A. (2007). Un mundo feliz. Edhasa.

Roffé,M & Jozami, J. (2010). Fútbol y violencia. Lugar.

Shaw, W. (2008). Business Ethics. Thomson

 

Categorías:Negocios, Uncategorized, Varios Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: