Inicio > Revista Integra > Artistas en las aulas

Artistas en las aulas

Por Claudia Cándano e Isabel Chávez del departamento de Comunicación Institucional

Rafa García

Muchos son los jóvenes en el ámbito universitario con un especial talento para dibujar, plasmando en papel, oleo o computadora todo lo que su imaginación les permite. Su creatividad no tiene límites y sus creaciones van desde lo cotidiano hasta lo más complejo. Si prestamos atención, encontraremos que muchos de estos artistas están en nuestras aulas, y quizá hasta nos estén dibujando. Prueba de ello son Alejandro Rodríguez (Comunicación 7º semestre), David Gómez (Diseño 8º semestre), y Rafael García (Comunicación, generación 2010). Aquí su historia:

¿De dónde te viene el gusto por pintar?

Alex. Yo creo que viene desde muy chico. Es extraño, recuerdo que cuando era pequeño no daba una, siempre le pedía a mi papá o a mi hermano que me dibujaran cosas porque no me salía nada, poquito a poco empecé a mejorar y luego, en primaria, hasta puse un puesto de dibujos, donde mis amigos me decían lo que querían yo lo dibujaba y se los vendía, jajaja.

David. Desde que era muy chico, mi mamá dice que a los 3 años ya dibujaba todo el tiempo, que empecé a dibujar antes que a escribir, así que pienso que este gusto por el dibujo y la ilustración vienen desde que nací.

Rafa.Es una historia que personalmente me da mucha risa. Todo empezó cuando era muy chico y estaba en el kinder. Había una niña que tomaba clases de dibujo y todos le pedían que les hiciera dibujos de pajaritos. Yo sólo veía. Quería que me pidieran dibujos a mí, pero no era muy bueno, así que empecé a copiar los pájaros que dibujaba la niña, pero había un problema, eran muy para niña. Así que empecé a dibujarles misiles y pistolas láser en las alas. Un día, estaba con mi familia en un restaurante -yo siempre me ponía a dibujar atrás del mantel-, mi papá vio uno de mis pájaros de niña armados hasta los dientes  y me dijo  –¿por qué no los dibujas de otra manera?- Entonces me enseñó a dibujarlos de una forma más realista y mi mente se abrió por completo. Pronto, empecé a dibujar todo tipo de cosas y en la escuela los niños ya me pedían dibujos a mí.

¿Qué es lo que más te gusta pintar y por qué?

Alex. Caricaturas, paisajes o lo que se me venga a la mente, aunque generalmente dibujo a mis amigos, pero en realidad disfruto dibujar lo que sea, el chiste es crear historias.

David.Personas, especialmente superhéroes. Me gusta dibujar personas porque es mucho más interesante ya que hay muchos detalles que cuidar, como la expresión, los movimientos, el pelo, los colores, etc. Soy una persona que se va mucho por los detalles.

Rafa.Los personajes humanos, ya sea en un estilo anatómico o caricaturizado, da igual. La anatomía del cuerpo humano me parece muy interesante desde sus proporciones hasta la musculatura. Las diferencias lo hacen fascinante, pues cada personaje puede ser tan diferente como una persona real de otra. Cada detalle que se agrega al diseño de un personaje define su personalidad y las posibilidades se vuelven infinitas.

¿Qué técnica sueles utilizar en tus dibujos?

Alex. La que tenga a la mano, ya sea color, lápiz o pasteles, todo depende el momento en que me agarré la creatividad y lo que tenga cerca, incluso hay momentos en los que no tengo ni siquiera papel o pluma y dibujo en el iPad o en la computadora.

David.Gracias a mi carrera he aprendido a utilizar muchas técnicas, mis favoritas son los lápices y bolígrafos de color, el acrílico y la acuarela

Rafa.Casi todo lo que hago es lápiz sobre papel. Durante algún tiempo utilicé lápices de colores para mis ilustraciones. Últimamente, casi todo lo que coloreo es digital.

¿De dónde obtienes la inspiración?

Alex. Mi inspiración sale generalmente en los momentos aburridos, me considero una persona un poco inquieta e hiperactiva y siempre estoy buscando algo que hacer, o si por ejemplo pasa algo chistoso en clases, dibujarlo para recordarlo tiempo después. Soy de la idea que la inspiración sale de todos lados y puede llegar en cualquier momento.

David. Definitivamente de mi novia Stephy, ella ha sido mi musa y más grande inspiración durante los dos años que llevamos juntos.

Rafa.Prácticamente de cualquier cosa. A veces es de alguna experiencia o una emoción y otras puede ser el comentario que escuchaste en la mañana, una película o incluso el trabajo de algún otro dibujante que haya atrapado tu atención o que te represente un reto. Pero al final todo se reduce al placer por crear algo donde sólo había un espacio en blanco.

¿En qué momentos y sitios sueles dibujar?

Alex. ¡Uy! Creo que me meteré en problemas (jaja), pero generalmente me da por dibujar en las clases que no son tan divertidas y es extraño porque siempre tengo todos los apuntes, pongo atención y además mi cuaderno está repleto de dibujos, pero claro que es un problema al momento de estudiar porque intento concentrarme, pero entre tantos dibujos es un poco difícil, jaja.

David.Cada vez que puedo y dónde sea, es algo que me encanta hacer y que me relaja, lástima que ya no tengo tanto tiempo para sentarme a dibujar porque es algo que me llena.

Rafa.Lo más bonito de dibujar es que puedes hacerlo donde sea siempre que tengas papel y algo con qué rayarlo. Formalmente dibujo en mi cuarto, cuando estoy tranquilo, sobre un restirador. Pero de repente me encuentro bocetando sobre servilletas durante la cena. También tengo la manía de hacerlo mientras hablo por teléfono, por alguna razón me ayuda a concentrarme en la llamada.

¿Lo visualizas sólo como hobby o cómo algo más?

Alex. Por ahora si lo veo como un hobby, pero no descarto la posibilidad de en algún momento poder aplicarlo en algo profesional o que se relacione con mi carrera.

David.No, lo veo como algo mucho más grande y como una muy buena fuente de trabajo, de hecho la mayoría de los proyectos que he realizado han sido de ilustración, la verdad es algo que me encanta y que padre que además te paguen por hacerlo.

Rafa.Definitivamente es algo más que un hobby. Puede ser una forma de relajación y hasta terapéutico. Hablando en términos profesionales, he trabajado como animador y asistente de animación en algunas producciones. La mayoría de ellas, lamentablemente, no vieron la luz del día. Es una situación muy triste, pues la mayoría de las producciones animadas de nuestro país se quedan en el tintero porque no existe una industria como tal. Las personas que las producen son, casi siempre, gente que no tiene idea de lo que se necesita para realizarlas; no conocen los procesos y contratan personas que no tienen la preparación adecuada para poder pagarles poco. Al final, por esta falta de expertise, los proyectos no logran terminarse y los que sí llegan al estreno son de una calidad muy pobre. Si se quiere ver este arte como un trabajo serio, es necesario salirse del país.

*Si quieres leer más artículos como éste, visita la versión digital de nuestra Revista Integra http://issuu.com/revista-integra/docs/integra-16

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: