Inicio > Revista Integra > El sueño del alquimista

El sueño del alquimista

Por Raúl Chávez, Coordinador de la Facultad de Ingeniería

Peter Higgs

Imagina que llevas puesta una vestimenta que no se ensucia, no pesa, permite que tu cuerpo transpire libremente, no guarda olores, resiste cualquier golpe, no se rompe, es flexible, puede tomar la forma que desees, el color que desees y que, además, está al alcance de cualquier bolsillo. Esto sería posible si los materiales necesarios fueran fáciles de producir.

Lo anterior sólo describe un sueño un tanto lejano. Sin embargo el conocimiento científico que permite explorar la estructura del mundo material – masa y energía – ha logrado avances muy importantes.

Recientemente, el CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire / European Organization for Nuclear Research) anunció que tenía evidencia de la existencia del llamado bosón de Higgs. La relevancia de este descubrimiento es tal que permite que el sueño antes descrito esté más cercano a la realidad.

¿Qué es el bosón de Higgs?

Vale la pena aclarar, aunque sea una obviedad, que el conocimiento científico es tema serio, por lo que la explicación que intento dar es apenas un esfuerzo por describir en palabras cercanas un concepto muy complejo. Para entender lo que es el bosón de Higgs imagina que el universo está completamente invadido por un campo de energía. Es decir, que en todo rincón del universo está presente dicho campo. Tal como sucede con un volumen de agua contenido en una pecera, donde todo rincón del interior de la pecera tiene la presencia de agua. Ese campo omnipresente en el universo se llama Campo de Higgs (CH). El bosón de Higgs es una de las partículas elementales de este Campo.

En analogía muy simple diré que el bosón de Higgs es al CH lo que una partícula elemental de masa es a un material tangible, como la madera, el vidrio, etc.

¿Cuál es la función del bosón de Higgs?

La partícula elemental del CH encargada de obstaculizar el fácil desplazamiento de otras partículas en el mismo CH es el bosón de Higgs. El resultado de esa interacción con otras partículas es la masa. Así, a mayor interacción la partícula tiene mayor masa. Por ejemplo: la masa del electrón es muy poca respecto a la masa de un protón, debido a que la cantidad de interacción del electrón en el CH es menor que la del protón.

Y eso ¿qué tiene que ver contigo?

El universo de las cosas es material y la explicación que nos han dado es que la masa y la energía forman todos los elementos y que existe una equivalencia entre ellas, representada por la famosísima ecuación de Albert Einstein: (la energía es igual a la masa por la velocidad de la luz elevada al cuadrado). Una simple interpretación de la ecuación es que existe una razón entre la cantidad de energía y de materia de cualquier cosa, por lo que idealmente lo que existe en el mundo material oscila entre la energía pura y la masa pura.

Hasta antes del anuncio de la probable comprobación de la existencia del bosón de Higgs el conocimiento de los científicos únicamente contaba con los elementos teóricos que apuntaban a su existencia y la explicación de su función. En caso de demostrarlo con certeza total supondría un gran paso para replicar el experimento que permitió su descubrimiento.

¿Para qué quisiera el ser humano replicar el experimento que permitió el descubrimiento del bosón de Higgs?

El bosón de Higgs es una partícula elemental con vida efímera y que sólo acontece en el momento en que la energía se cambia en masa. Replicar el experimento que da evidencia de la existencia del bosón de Higgs permitirá identificar la forma en que se puede excitar en forma controlada el CH y trasformar energía en materia. El siguiente paso será identificar la excitación adecuada del CH y transformar la energía en la materia deseada.

Notas finales.

El conocimiento científico se aproxima cada vez más a comprender el mundo material que, no obstante, es solo una pequeña porción del universo en el que vivimos. El ser humano está aprendiendo a utilizar estos conocimientos de forma tal que le permita controlar la naturaleza material que le rodea. El horizonte de aplicación de la ciencia es muy satisfactorio si encontramos la forma de cubrir las necesidades humanas en un sentido de bien común. Si se comprueba con certeza total la existencia del bosón de Higgs los siguientes años serán sin duda muy activos en el desarrollo de nuevas formas de producción que beneficiarán a la sociedad.

* Si quieres leer éste y otros artículos relacionados, no te pierdas el nuevo número de la revista Integra. Encuentra su versión digital en: http://issuu.com/revista-integra/docs/integra-16

Categorías:Revista Integra
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: