Inicio > Capital Humano > El estrés, limitante del buen clima organizacional

El estrés, limitante del buen clima organizacional

Por Martha Valderrama, coordinadora de la Maestría en Capital Humano.

En los últimos años, el grado de estrés en los individuos se ha incrementado notoriamente, ahora podemos observar no sólo a hombres sino a mujeres con este padecimiento.   Las múltiples actividades laborales desatan una serie de síntomas que dan como resultado la enfermedad, que en el ámbito laboral ocasiona entre 15 y 25%, aproximadamente, de las ausencias de los trabajadores.

El estrés en el trabajo constituye una amenaza para la salud de los trabajadores y, como consecuencia, a la salud de las organizaciones. Por ello, es importante conocer sus manifestaciones clínicas, y así poder instaurar a tiempo medidas que lo controlen. Para poder hacerlo, describiremos lo que significa el estrés.

El término se deriva del griego stringere, que significa provocar tensión. Existen múltiples definiciones en torno a esta palabra, pero una de las más completas proviene de quien fue denominado el padre de este concepto, el fisiólogo canadiense Hans Selye (1956), entendiéndose como: una respuesta del individuo (cambios fisiológicos y conductuales, reacciones emocionales, etc.) ante un estímulo, que le provoca ansiedad, intranquilidad, presión, etc., y de cómo se da la interacción entre las características de dicho estímulo y los recursos del individuo para enfrentarlo.

El estrés también puede ser definido como el proceso que se inicia ante un conjunto de demandas ambientales que recibe el individuo, a las cuales debe dar una respuesta adecuada, poniendo en marcha sus recursos de afrontamiento. Cuando la demanda del ambiente (laboral, social, etc.) es excesiva frente a los recursos de afrontamiento, se desarrolla una serie de reacciones adaptativas, de movilización de recursos, que implican activación fisiológica, que incluye reacciones emocionales. Entre las más importantes se encuentran la ansiedad, la ira y la depresión.

En el trabajo
El estrés laboral se conceptualiza como el conjunto de fenómenos que suceden en el organismo del trabajador, con la participación de los agentes estresantes lesivos, derivados directamente del trabajo o que con motivo de éste pueden afectar la salud del trabajador.

Como menciona Joel Ortega, Médico de la División de Riesgos del Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “no contamos con números que nos permitan dimensionar los efectos del estrés laboral, pero podemos estimar que entre 15 y 25% de las ausencias laborales son a causa de alguna enfermedad derivada del estrés laboral”. En México, no hay cifras de enfermos de estrés porque, por un lado, no está considerado como una enfermedad y, por otro, los afectados no toman este padecimiento como un motivo de consulta médica.
El estrés puede ser provocado por numerosas fuentes como: condiciones físicas del área de trabajo (ruido, falta de luz, frío, calor, viento, polución atmosférica, vibración y movimiento); la implementación de nueva tecnología o maquinaria; horarios laborales; exceso de actividades; sobrevaluar o subvaluar al trabajador, solicitándole realice actividades no acordes a su perfil; falta de reconocimiento; ambiente organizacional negativo; cuando no se da lugar a que el empleado participe en las decisiones que afectan directamente a su trabajo, etc.

Algunos factores que afectan al personal que desempeña funciones de mando medio, y que son originados por la falta de apoyo de la dirección hacia este personal, son:

• Cuando hay una falta de promoción.
• Cuando existe falta de consideración.
• Cuando se carece de seguridad en el trabajo.

Estresores potenciales
La estructura organizacional es uno de los factores que contribuyen a que el individuo se sienta parte de la empresa y concuerde con los métodos, procedimientos e ideologías que ésta impone. Existen 4 factores que se involucran en el trato con los empleados: autonomía, estructura, reconocimiento y orientación.
La satisfacción en el empleado está relacionada con la percepción que el individuo tiene con respecto al clima y estructura de la empresa. Los estresores potenciales son:

• Falta de participación en los procesos de toma de decisiones.
• Falta de una comunicación efectiva.
• Normas rígidas e injustificadas.
• Falta de pertenencia a una empresa.

Los empleados que padecen estrés pueden presentar diversos síntomas físicos y sicológicos como dolor de cabeza,  espalda, cansancio, sudoración, gastritis, etc. Entre los sociológicos se encuentran: intolerancia, irritabilidad, cansancio, alteración en las relaciones interpersonales, falta de atención, incapacidad para organizarse, incertidumbre, confusión interna de roles, etc.
La persistencia y magnitud de los síntomas pueden ser temporales o de largo plazo; ligeros o severos. Lo anterior es según la duración de sus causas, la fuerza de éstas y la capacidad de recuperación que tenga el empleado. La fatiga laboral es la situación en la que los empleados muestran agotamiento emocional, apatía en su trabajo y se sienten incapaces de alcanzar sus metas.
Las principales consecuencias del estrés, tanto para el individuo como para la organización, son:

Nivel personal
• Pérdida o aumento del apetito.
• Pérdida o aumento de peso.
• Cambio de apariencia.
• Problemas respiratorios.
• Cambio repentino en cuanto al consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias.

Nivel organizacional
• Disminución del desempeño: calidad/cantidad.
• Pérdida del sentido de la responsabilidad.
• Falta de interés en lo que acontece en la organización.
• Falta de interés en sus compañeros de trabajo.
• Pérdida de la creatividad.
• Ausentismo.
• Rotación.
• Tendencia a los accidentes.

Las personas, para lograr liberarse del estrés, necesitan desahogar sus emociones. Esto no significa suprimirlas o negarlas, sino reconocerlas, comprenderlas y utilizarlas adecuadamente. Algunas técnicas para esto son:

• Hacer una lista de las emociones que más se experimentan.
• Observar qué pautas de comportamiento las acompañan.
• Buscar pautas repetitivas y su origen.
• Identificar cambios fisiológicos.
• Generar soluciones alternativas.
• Fomentar la espontaneidad y la imaginación en el trabajo.
• Dejar los detalles hasta encontrar el momento oportuno.
• Desarrollar flexibilidad.

Algunas recomendaciones para que el trabajo diario no llegue a estresar a las personas que lo realizan son:

• Organizar el tiempo, para que puedan realizar todas las actividades.
• Aprender a controlar el cuerpo y la mente, por medio de ejercicios de relajación y respiración.
• Realizar, en los tiempos libres, actividades de recreación y descanso.
• Despertarse con anticipación, para evitar salir al trabajo durante las horas de mayor tráfico vehicular.
• Al exponer un tema en público, la respiración y la seguridad disminuirán la tensión.

Medidas de cambio en la organización
Para combatir el estrés, se deben establecer en la organización medidas de cambio para la reestructuración de los procesos y tareas, a fin de permitir desarrollar las capacidades del trabajador, mejorar su responsabilidad y formas de comunicación; ello se puede dar por medio de programas de asistencia para los trabajadores, círculos de calidad, grupos de asesoría, soporte, participación activa, trabajo de equipo, solidaridad laboral, desarrollo profesional, promoción de su creatividad y procesos de mejora continua.

La empresa, mientras más se involucre en la detección de factores estresantes y de su eliminación, obtendrá mayores beneficios, ya que, al detectar las fuerzas causales del mismo podrá erradicarlas y, a su vez, el índice de producción, calidad y satisfacción de los empleados aumentará.
Es preciso tomar en cuenta medidas para mejorar el funcionamiento y el desempeño del individuo y la empresa. La atención individual del problema consiste en mantener los hábitos alimenticios, realizar ejercicio cotidianamente, dormir lo suficiente para descansar física y mentalmente, no consumir o ingerir sustancias nocivas, etc.
Con relación a las medidas organizacionales, lo óptimo es establecer líneas de comunicación pertinentes, respetar jerarquías y no interferir en las tareas de otros, contar con las instalaciones y/o maquinaria adecuadas al puesto y en perfectas condiciones, lo cual va ligado a la higiene y seguridad, punto indispensable para evitar riesgos en las actividades habituales de la empresa.

Ventajas
1. Si el individuo detecta características que lo conducen a un estado de estrés y posee la disposición de manejar esta situación, logrará combatirlas y adecuarse a su entorno para evitar así caer en estados más estresantes.
2. Esto le permitirá no afectar su desempeño laboral. Pertenecer a un ambiente laboral de reconocimiento, en el cual se puedan realizar las actividades cotidianas, con apego al perfil y aportando su conocimiento, será factor de motivación, y la productividad se verá incrementada.
3. Si la empresa mantiene en perfectas condiciones los espacios y maquinarias de trabajo, disminuirá los riesgos de accidentes o de condiciones insalubres, lo cual tiene un alto impacto en la productividad de la organización.

Desventajas
 1. Si la persona desconoce que los síntomas que presenta se derivan de un desequilibrio entre su persona y el medio que lo rodea, no podrá erradicar o hacer algo por modificar esta problemática.
2. Si el entorno laboral no le resulta satisfactorio, por más que desee no podrá sentirse bien y cualquier circunstancia le generará estrés, más aún si presenta dificultades para relacionarse con los demás o si tiene problemas personales y los mezcla en su trabajo.
3. Al estar en un ambiente laboral bajo en higiene y seguridad, lo más probable es que el personal se angustie, moleste, etc. Si permanece en esas condiciones, es probable que sus reacciones empiecen a afectar su estabilidad.

Es importante señalar que dependen del sistema organizacional y las condiciones de vida del sujeto. Para evitar dificultades causadas por un alto índice de estrés –baja productividad, abandono de empleo, inasistencias, aburrimiento, desidia, enojo, relaciones interpersonales deficientes, etc.–, es importante contar con un medio de incorporación gradual de los trabajadores a la organización a través de diferentes estrategias.
La organización debe contribuir con una adecuación de los estilos de liderazgo, redistribución del poder y la autoridad, participación responsable y activa en los procesos de toma de decisiones de las áreas, favoreciendo la comunicación interna formal e informal; mejora del ambiente de trabajo; creación de un clima laboral favorable y propicio para que la empresa fomente el desarrollo sustentable, sano e integral de la vida productiva de los trabajadores, además de realizar cursos de motivación, relajación, etc. Otra herramienta sugerida para la empresa es realizar un proceso pertinente de selección, para cubrir las necesidades de cada puesto, contratando personas que se adecúen a estos.

Salud Organizacional
El nivel de estrés que presentan los trabajadores es un claro indicador del grado de salud que posee cada organización, de sus relaciones, cultura, clima, procesos, entre otros.
Las empresas deben reconocer la existencia del estrés en los ambientes laborales y aplicar las medidas pertinentes en el control adecuado del mismo. Esto permitirá mejorar la calidad de vida en el trabajo, propiciar el desarrollo de los trabajadores, mejorar la salud física y mental e incrementar los resultados en las organizaciones.
Las nuevas tendencias en la administración del talento humano están considerando los aspectos psicosociales implícitos en toda organización, lo cual facilita la motivación, superación y buen desempeño de sus asociados (trabajadores).

Es importante tomar en cuenta todos los factores mencionados, ya que el estrés se ha ido propagando más en la población y constituye una amenaza para la salud de los trabajadores y, como consecuencia, a la salud de las organizaciones.

Categorías:Capital Humano
  1. octubre 30, 2012 a las 11:46 pm

    It is the best time to make some plans for the future and it’s time to be happy. I have read this post and if I could I want to suggest you some interesting things or tips. Maybe you could write next articles referring to this article. I wish to read more things about it!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: