Inicio > Negocios > Claroscuros de la industria automotriz

Claroscuros de la industria automotriz

Por el Prof. Salustio García

La industria automotriz terminal es una de las ramas económicas más importantes para la economía mexicana, considerando su demanda a la industria de autopartes, la generación de empleos y de manera especial por sus exportaciones, que generan una significativa entrada de divisas.

Tradicionalmente la industria automotriz terminal es un elemento altamente sensible al comportamiento de la actividad económica en su conjunto. Reduce su velocidad previamente a una recesión y su crecimiento es preludio seguro de una recuperación económica del país.
 
En el caso de México el comportamiento al alza observado en estos dos años es manifiesto y es un signo del crecimiento de la economía nacional. En la gráfica se contempla de manera diáfana que, a pesar que se compara enero – noviembre de 2011 con enero – diciembre de 2010 el resultado es favorable, lo que hace prever que con 2011 completo lo será de manera significativamente más amplia.
 
Efectivamente el número de unidades producidas en 2011 es mayor en 5.1 por ciento respecto al año inmediato anterior, lo que ubica el monto en 2 millones 377 mil 387 unidades. La exportación a su vez se comporta ligeramente más optimista aún ya que las unidades vendidas al exterior se sitúan en 1 millón 974 mil 328, lo que representa un aumento de 5.2 por ciento respecto al año completo de 2010.
 
Continuando con las buenas noticias, el mercado interno de automóviles aumenta 4.7 por ciento en el periodo de referencia, con lo que el número de unidades que se han quedado en el país es de 403 mil 059. Sin embargo es precisamente en este concepto en el que se empiezan a manifestar ciertas peculiaridades de la industria ya que esta cifra constituye el 17 por ciento de la producción total de autos. En otros términos, para la industria automotriz el mercado interno es poco significativo y en contraste su comportamiento está altamente determinado por el sector exportador, que abosrbe el 83 por ciento del total.
 
Además de lo anterior se tiene otro entorno negativo en las ventas al público dentro del país. Un primer elemento se refiere a su comportamiento ya que presenta una cifra de 403 mil 059 autos vendidos en 2011 lo que significa una caída de 3.7 por ciento en relación a 2010. El segundo hace mención a la preferencia del consumidor nacional por autos de importación, tendencia que afortunadamente todo indica se está revirtiendo para favorecer a los autos producidos dentro del país, ya que en 2010 la demanda nacional fue satisfecha en 46.7 por ciento por autos producidos en el país y asciende al 51 por ciento en este 2011.
 
Este cambio en la predilección del mercado interno tiene especial relevancia para la economía del país toda vez que refuerza al mercado nacional en su conjunto y dinamiza la industria de autopartes con lo que se logra un mayor efecto multiplicador sobre el PIB nacional y con esto se genera mayor cantidad de empleos de calidad incidiendo notablemente sobre el nivel de bienestar de la sociedad mexicana.
Categorías:Negocios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: