Inicio > Educación e investigación > Generación Google vs. navegadores plateados

Generación Google vs. navegadores plateados

Por Claudia Baleón García. Coordinadora de servicios bibliotecariosen la Universidad Anáhuac México Sur.

Las nuevas tecnologías de información y comunicación (TIC’s), han venido a transformar las características conductuales del estudiante universitario en relación a la búsqueda y la forma de obtener  información. Es innegable que Internet se ha convertido en una herramienta de enorme valor para los investigadores e incluso es ya parte primordial del área de referencia de centros de información y bibliotecas. Su eficacia ha permitido que se adopte como fuente de infinidad de recursos documentales. Sin embargo, la desmedida generación de información, amplía la complejidad cada vez mayor de su entorno. El investigador que requiere de su uso, se enfrenta a diversas y abundantes alternativas, entre las cuales deberá elegir aquellas que le ofrezcan autenticidad, validez y fiabilidad con el objetivo de que le sea realmente útil, tanto para su vida académica como en su entorno laboral e incluso su vida privada.

Dichos cambios de hábitos son los que han provocado que actualmente se estén realizando investigaciones centradas en analizar el comportamiento del estudiante de principios del siglo XXI y, basados en ellas, es que se han creado diversos conceptos para referirse a él. Entre los términos más conocidos están la llamada Generación Google, nativos digitales, los N-GEN (Net Generation), y los D-GEN (Digital Generation), entre otros. Dichos adjetivos pretenden hacer una distinción entre los usuarios de generaciones que nacieron a la par de los procesadores de texto en red e Internet (o en generaciones posteriores), de aquellos denominados migrantes digitales, migrantes tecnológicos o navegadores plateados, identificando a los que nacieron en años previos a la proliferación de la computadora y por supuesto la World Wide Web.

Con el objetivo de encontrar mecanismos que apoyen la enseñanza educativa, se han realizado investigaciones que pretenden identificar características de comportamiento generacional en relación a los hábitos de estudio que el alumno tiene, principalmente de educación superior, para obtener la información que utiliza en su desarrollo profesional.

Una de las investigaciones más serias difundida por Internet fue realizada por la JISC (Joint Information Systems Committee) y la British Library en la cual se concluye que se ha sobreestimado el efecto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en la denominada Generación Google, es decir, en los jóvenes nacidos después de 1993, en quienes se encontraron características tales como: son la generación cuyo primer contacto con el conocimiento es Internet y el buscador más popular es Google, son estudiantes que se sienten mejor escribiendo en un teclado que en un cuaderno, prefieren leer en la pantalla del computador que en papeles que deben sostener con sus manos y que necesitan de una conectividad constante, esto es, desean estar en contacto permanente con sus amigos y familiares, en cualquier momento y desde cualquier lugar. Cabe destacar que este estudio enfatiza el hecho de que el estudiante actual está falto de habilidades críticas y analíticas que le impiden juzgar la relevancia y la confiabilidad de lo que encuentra en Internet, entre otros aspectos.

Otro estudio destacado es el realizado por la OCLC, cuyo objetivo era identificar cómo el estudiante actual obtiene su información y se concluyó que: el 89 % utiliza los motores de búsqueda para iniciar su investigación y solo el 2% inicia esa misma en un sitio web de una biblioteca, 93% están satisfechos o muy satisfechos con la experiencia de utilizar motores de búsqueda, situación que contrasta con el 84 % respecto de las investigaciones apoyadas por un bibliotecario, y continua, los motores de recuperación se adecuan más al estilo de vida de los estudiantes, que las bibliotecas físicas e incluso en línea (esta adecuación la perciben incluso “perfecta”), de igual forma se identificó que el estudiante de educación superior todavía utiliza la biblioteca, pero lo hace con menor frecuencia, siendo el libro aún la primera asociación que se tiene con la biblioteca, a pesar de las grandes inversiones que se están haciendo en estos centros en recursos digitales (situación que el estudiante por lo regular ignora).

Las evidencias indican que cada vez más personas (de diversas generaciones) usan Internet para una variedad infinita de propósitos, asimismo nativos o migrantes, necesitan desarrollar un mapa mental claro para poder utilizarla eficientemente. Ante tales circunstancias, las bibliotecas se han dado a la tarea de diseñar talleres o cursos para desarrollar en el alumno las habilidades informativas que le permitan realizar búsquedas eficientes en bancos de información locales o en línea.

Finalmente podemos concluir que, aunque Internet se percibe como todo beneficio, en el caso de investigaciones formales puede resultar en grandes complicaciones por la falta de organismos que puedan avalar la autenticidad de lo que se sube y que está siendo utilizado por las nuevas y anteriores generaciones, por tanto, podemos decir que, al menos hasta el momento, una investigación realizada en la biblioteca y con el apoyo de un bibliotecario sigue siendo de mayor confiabilidad que una basada únicamente en Internet.

Biblioteca digital Anáhuac Sur

Cabe destacar que nuestra Universidad cuenta con una colección de bancos de información en línea cuyo propósito es responder a las demandas de aprendizaje e investigación de su comunidad. Integrada por un conjunto de bases de datos con aproximadamente 12 mil títulos de revistas, 20 mil libros en línea, además de monografías, mapas y diarios en temáticas tales como mercados emergentes, negocios, administración, comunicación, ingeniería, computación, educación, ecología, turismo, entre otros.

Las principales bases de datos que pueden encontrar son: BUSINESS MONITOR, EBSCO HOST, PROQUEST, GALE VIRTUAL REFERENCE LIBRARY, ISI WEB OF KNOWLEDGE, OECD LIBRARY, WTO LIBRARY. Estos materiales, que solo podían ser accesibles físicamente en la biblioteca, ahora pueden consultarse en línea desde cualquier computadora, las 24 horas del día y los 365 días del año.

 

  1. octubre 8, 2011 a las 12:51 am

    Sería bueno ampliar las observaciones, viendo la calidad de la búsqueda. Porque se me hace que se conforman con muy poco y lo que encuentran es pobre.

  2. septiembre 26, 2012 a las 6:25 am

    Have you ever thought about writing an ebook or guest authoring on other websites?

    I have a blog based upon on the same topics you discuss and would really like to have you share
    some stories/information. I know my audience would appreciate
    your work. If you’re even remotely interested, feel free to send me an email.

    • septiembre 27, 2012 a las 5:14 pm

      Hello, this is the official Anáhuac del Sur University’s blog, all our posts and images have been created by our staff, we are sending your message to the person who wrote this post. We’re glad you like it and thanks for your comment.

  3. octubre 25, 2012 a las 1:53 pm

    Pretty nice post. I simply stumbled upon your blog and wished to mention that I’ve really loved browsing your blog posts. After all I’ll be subscribing for your
    rss feed and I’m hoping you write again soon!http://www.proprofs.com/

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: