Inicio > Varios > El valor de los medios en los tiempos de inseguridad

El valor de los medios en los tiempos de inseguridad

Por Francisco Manuel Lorenzo Valdés, Profesor de la Escuela de Comunicación y Coordinador de la Maestría en Periodismo.

La información es la información, dirían algunos periodistas, y es por eso que hay que transmitirla sin considerar ningún otro aspecto que no sea la oportunidad. Los hechos son intocables y la labor del periodista es darlos a conocer, no importa su naturaleza ni las consecuencias que su difusión pueda tener. Eso es ser profesional, dicen algunos editores y jefes de información que trabajan en prensa, radio o televisión. ¿El ser profesional implica en ciertos casos faltar a la ética?

El pasado 6 de julio fue transmitido un video por Milenio Televisión en el que se mostraban fragmentos de la tortura y muerte de dos miembros del ejército mexicano a manos de criminales.

Los editores comentaron, antes de la  transmisión del segmento noticioso, que discutieron largo rato la pertinencia de pasar las imágenes y al final concluyeron que lo hacían por criterios periodísticos. Las imágenes son terribles por su crudeza. En un sentido estrictamente informativo, la transmisión del video por parte de los editores y productores del canal de televisión buscaba ejemplificar que los derechos humanos de los militares eran violados constantemente por parte de las bandas del crimen organizado. ¿Era necesario transmitir fragmentos del video para dar a conocer la información?

En un periodismo en donde se consideran los hechos como intocables se transmite la información  que se tiene, cualquiera que sea, lo antes posible, ya que la competencia en el mercado de la información obliga a hacerlo, pues un medio de comunicación es ante todo un negocio y como tal tiene que satisfacer las necesidades de sus clientes. La necesidad de algunos clientes se puede entender como el contar “con la información de manera oportuna, clara y más objetiva”, otros desearán dicha información presentada “de manera irreverente, mordaz e inquisitiva”, otros la preferirán “contextualizada, enfocada y persuasiva”. Habrá clientes que consumirán solamente informaciones “divertidas, exageradas y amarillistas”.

Los dueños de medios, así como sus directores, editores y periodistas, podrían justificar sus contenidos informativos con argumentos comerciales y la libre competencia; total: “si no les gusta lo que hacemos pues no nos vean, escuchen o lean”. En las democracias participativas hay derecho para que cada quien, si no le gusta lo que ve, le cambie de canal.

Ver artículo completo:

http://ols.uas.mx/notiuas/pdfs/Etica_en_los_Medios.pdf

Categorías:Varios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: