Inicio > Varios > Periodismo Rosa VS. Periodismo de Espectáculos. Descubre la línea que los separa

Periodismo Rosa VS. Periodismo de Espectáculos. Descubre la línea que los separa

Por Diana Silva Canchola, alumna de Dirección y Administración de Empresas, 8vo semestre.

El periodismo rosa o del corazón, es un subgénero del periodismo, su principal característica es la opinión, sobre todo se centra en personas famosas o del espectáculo, pero a diferencia del periodismo de espectáculos, éste hace énfasis en la vida privada de las personas públicas.

Éste subgénero periodístico, tiene como antecesor más antiguo, la mismísima crucifixión de Jesús, con los Fariseos en Israel, llamada “opinología”, donde estos interferían en el juicio de los órganos legales, inventando mentiras y causando el escándalo. Lo mismo pasó después en el Coliseo Romano, si hemos visto películas de éste género, podremos recordar perfectamente a los hombres y/o mujeres que se encontraban detrás del Emperador “dándole consejo”, que en realidad lo que hacían era generarle más intriga al gobernante sobre los acusados. También se dice que en aquellas épocas en los Saunas Públicos, de lo que se hablaba era de los escándalos de la sociedad y sus conflictos, parte de estas historias precursoras pueden encontrarse en un libro llamado “La Cizaña de la tira cómica Asterix y Obelix”

Ya en la época contemporánea donde ya existía una cantidad masiva de periódicos y revistas a bajo costo, paso de ser simplemente “chisme” entre personas para pasar a parte del periodismo moderno.

En la actualidad, las personas que aparecen en los medios de comunicación se les denomina: famosos, personajes populares, personas públicas, y los personajes del corazón son cualquier tipo de persona que llame la atención del público, como la realeza, toreros, deportistas, modelos, etc. La prensa rosa es ampliamente usada y aceptada en Europa, ya que ahí es donde surgió.

En tanto al periodismo de espectáculos, primero debemos definir a que se le denomina espectáculo, es todo lo ligado a lo cultural por el principio de expresión humana y creación, destinado a manifestar públicamente un producto final, su significado se refiere a toda función o diversión pública, aquello especialmente notable que se ofrece a la vista o a la contemplación intelectual.

Tiene sus inicios en aquel espectáculo que formaba parte del debate cultural de fines del siglo pasado y principios del XX. El espectáculo era un elemento del periodismo cultural, del que posteriormente se separaría hasta llegar a ser lo que hoy.

El periodismo de espectáculos es entonces aquel encargado de transmitir; interpretar y difundir el hecho cultural, comentándolo en las principales revistas y programas de televisión. Aunque esto este muy lejos de la realidad.

En México, en el año de 1946, y cada sábado la XEIGC amenizaba las tardes de los mexicanos con un programa de contenidos artísticos y entrevistas con una duración de dos horas. Éste programa fue uno de los primeros en ser transmitidos en la época pionera de la televisión en México, por lo tanto, encontramos en éste programa el primer antecedente del periodismo de espectáculos en nuestro país.

Después de aquel programa, y por muchos años, lo más cercano que tuvimos a periodismo de espectáculos era más bien un periodismo promocional, se mezclaban temas sociales en un tipo de crónica, donde se anunciaban lanzamientos de discos, obras de teatro, etc., sin embargo las descripciones que se hacían de estas promociones eran totalmente positivas, no existía la crítica o era mínima, todo se basaba en elogios para los artistas y sus respectivas obras.

A finales de los años 80 y principios de los 90, con los programas “Todo para la mujer” y “Ventaneando”, de Maxine Woodside y Paty Chapoy respectivamente, se da un giro muy grande en el tema de espectáculos. Con ellas entra en México el famoso Periodismo Rosa o del Corazón en México, en la televisión.

En 1994 cuando TVNOTAS, sale al mercado, causa tremendo furor, convirtiéndose rápidamente en la revista más vendida en nuestro país.

Cuando surgió Ventaneando, inmediatamente fue demandado por su principal rival, Televisa, por criticar a sus actores, y esta televisora crea su programa similar llamado “La Botana”. En el año 2001 “La Oreja y Con Todo” dan un pequeño giro enfocándose más en crear duelos en entrevistas directas con los famosos.

La distorsión que existe entre estos dos subgéneros periodísticos, no se puede atribuir solamente a una razón, existen diversas causas por las que se dio y sigue vigente este fenómeno. La principal, por muy poco lógico que se piense, es la distribución económica latinoamericana. La pobreza económica, es la raíz de muchos de los problemas actuales en la sociedad. Si no hay empleo y existe estrés entre la población, se crean muchas necesidades, como liberar de alguna forma todo lo negativo, esto desencadena una multitud de acciones diversas, desde robar, el narcotráfico, entre muchas otras, pero en tanto a nuestro interés en este artículo, también se crea el morbo. Ante la impotencia de poder corregir muchos de nuestros problemas personales, preferimos desviarlos, y ver los de los demás, ya sea por identificación o por el simple hecho de que es mucho más fácil juzgar a los demás. Es por esto que de cierta forma las personas pedimos a los medios información personal y escandalosa de los artistas, y es entonces cuando entra en contexto la frase común en estos tiempos “es lo que vende, es lo que pide la gente”.

Por otro lado, las televisoras o compañías de comunicación viendo esta situación, exigen a sus reporteros, jefes de información, etc., no solo información inmediata, sino también “la nota que venda”, que es el punto negro en el cuadro blanco, lo “importante”, “lo que la gene quiere ver, leer y escuchar”, defectos, tragedias, rumores, escándalos, todo lo que desean tener o bien lo que les sucede y no pueden expresar y se sienten “reconfortados” de alguien conocido le pase también.

Con esto, se crea un círculo vicioso donde el artista viendo la situación, no tiene otra opción más que recurrir a este tipo de periodismo para poder darse a conocer, lamentablemente. Aunque existen algunos exitosos, que se niegan a entrar en éste, finalmente terminan cayendo de alguna u otra forma.

Aunque las soluciones a esta problemática son complejas y pueden tardar años en causar efecto, en algún momento debemos empezar a hacerlas. La primera y más difícil es educar a todos, desde todos los involucrados en los medios hasta al mismo público. Una vez que empiece a haber programas reales de espectáculos, la gente debe ir entendiendo y acostumbrándose a contenidos más culturales y beneficiosos para todos, es decir, revertir este círculo vicioso a uno positivo y que éste a su vez genere cambios significativos en otros aspectos en la población mexicana.

Con todo lo anteriormente mencionado, podemos darnos cuenta que existe una diferencia abismal entre el Periodismo de Espectáculos y el llamado Periodismo Rosa o del corazón. Hoy en día nadie se percata de esto, todos creemos que es lo mismo, sin ser así. La degradación de esto depende en gran medida a la ignorancia y falta de muchos recursos en nuestro país, sin embargo, no es tampoco tan malo. Como seres humanos necesitamos tener un equilibrio en nuestras vidas, no podríamos ser enteramente culturales como lo supone el periodismo de espectáculos original, pero tampoco podemos caer en el otro extremo del periodismo rosa, en lo amarillista, sensacionalista, hipócrita, morbos o incluso delictivo ya que muchas veces nosotros como audiencia nos sabemos que las insinuaciones que hacen no son ciertas o por lo menos no hay pruebas que lo constate, aunque se vendan como verdad constatada. Aquí es donde entra nuestra moral y valores, ya que si bien es cierto que las televisoras, revistas y demás medios de comunicación, nos muestran lo que queremos ver, es precisamente porque nosotros como audiencia no ponemos un límite, dejamos que ellos nos inculquen y nos transmitan esos anti valores, los compramos. El primer paso lo tenemos que dar nosotros, y marcar términos aceptables, para tener un balance en nuestra vida y no solo individual, sobre todo como sociedad.

 

Categorías:Varios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: