Inicio > Ingeniería > Un techo que aporta vida y esperanza

Un techo que aporta vida y esperanza

Por Antonio Dávila Castañón, alumno de 4to semestre de Ingeniería en Tecnologías de Información y Telecomunicaciones
En la reciente visita al California Academy of Sciences, un museo que tiene su propio planetario en forma de domo, un ecosistema selvático encapsulado que hace sentir como si se estuviera presente en una selva de verdad y una impresionante exhibición de un ecosistema marino con una diversidad en especie animal que te envuelve en su ambiente por su espectacularidad y riqueza digno de admirar.
En pocas palabras este museo ambientalista, que fue construido para cumplir el objetivo de ser el líder en el sistema de calificación de edificios con diseño en el cuidado de energía y el ambiente. Lo especial de este mueso es que tiene un techo verde ondular que está compuesto por cuatro coberturas de suelo de San Francisco así como cinco tipos de flores silvestres también de la región. En general las pequeñas colinas en el techo tienen en su composición poco mas de 1.7 millones de especies de plantas creciendo sobre cincuenta mil bandejas biodegradables de cáscara del árbol del coco es lo que le da el toque especial a este museo.
El techo en sí tiene varias funciones, una de ellas es que el jardín al estar estructurado alrededor de una red de rocas en una especie de envoltura de malla permite el drenaje, esto en caso de lluvias, y le da alimentación a la superficie sobre la cual se encuentra el jardín. Otra función es que las inclinaciones que tienen las colinas tienen un sistema de ventilación que provee aire fresco al interior del patio central del museo, en el mismo techo hay celdas solares, las cuáles no solo alimentan al techo sino que también aporta un sistema de iluminación natural y ventilar a parte del ecosistema marino, en especial a los arrecifes de coral, así como también al ecosistema selvático.
Algo que llamó la atención es que en el techo existen estaciones de clima que ayudan a determinar las condiciones de la temperatura, por ejemplo: el porcentaje de probabilidad de lluvia, la velocidad del viento, así como también cambios de temperatura como tal. Esto da como resultado que esta información ayuda a adaptar a los sistemas de ventilación a siempre mantener aire fresco dentro de la plaza central del museo.
Actualmente se está viviendo en una época donde los cambios climáticos, principalmente el calentamiento global, así como la negligencia de la sociedad a nivel mundial de contaminar nuestro planeta es donde la construcción de jardines en el techo pueden al menos aportar cierto respiro a nuestro planeta. Entre algunos ejemplos a mencionar serían: dentro de la diversidad de plantas que hay en el jardín, existen algunas que absorben los rayos del sol producen insolación, y esto principalmente ayudaría gradualmente a disminuir el consumo de energía y así poco a poco bajar la cantidad de calor en nuestro planeta. Otro ejemplo es la absorción de agua que es producida por las lluvias, donde el agua filtrada que puede contener elementos tóxicos que son dañinos para el ambiente, son disueltos y el agua es utilizada para riego del jardín. Finalmente un ejemplo que causó admiración es que hay tantas especies de plantas en el techo que ayudan a disminuir el ruido de la ciudad, purifican el aire y con su diversidad y belleza de especie crean un ambiente de relajación para la sociedad, así como también en el caso de ciudades con clima cálido, los jardines en el techo absorben gradualmente el calor y generar un clima más fresco y en caso contrario a las ciudades de clima frío, el jardín ayuda a expandir el calor y generar un clima más cálido.
Está claro que no es nada sencillo tener un jardín en el techo dado que el edificio que quiera poseer uno debe tener ciertas características técnicas para poder sostenerlo. Probablemente otro inconveniente para la construcción de un jardín en el techo sea el dinero, pero una vez resuelto este problema, lo  mejor para iniciar su construcción se requiera de un buen ingeniero civil o estructural o un buen arquitecto, como el arquitecto italiano Renzo Piano, que fue el primero en implementar esta idea.
Afortunadamente no sólo la California Academy of Sciences está con la idea y proyecto del jardín en el techo sino que también otro tipo de construcciones están tratando de implementar este innovador y necesario proyecto, tales como iglesias, conjuntos habitacionales, entre otros. Como se mencionó  anteriormente, la sociedad se está acabando el planeta y el comportamiento de la naturaleza es muy impredecible, los jardines en el techo sí ayudarían en buena medida a mejorar la situación de hoy en día. Este proyecto desafortunadamente no es a corto plazo, sin embargo según estudios han mencionado que en los siguientes veinticinco años, el ochenta por ciento de los edificios contarán con este proyecto y propiciarán la renovación de este planeta.
Definitivamente estas son excelentes noticias para el planeta donde vivimos, ya que estos números son muy alentadores y es una oportunidad única para cambiar el medio ambiente actual.
 
 
Categorías:Ingeniería
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: